lunes - septiembre 24, 2018

Acceso y consejería en anticoncepción: claves para reducir embarazos

Una de las causas del número de embarazos no planificados es por olvido o uso incorrecto de métodos anticonceptivos de uso diario.

Para reducir los casi 390 mil nacimientos que anualmente se presentan en adolescentes mexicanas menores de 19 años por embarazos no planeados, es fundamental que los médicos brinden asesoría de calidad en salud sexual y reproductiva que permita a las mujeres una elección adecuada de su método anticonceptivo, destacaron especialistas en el marco del Día Nacional para la Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes, que se conmemora el próximo 26 de septiembre.

México ocupa el primer lugar en embarazos en población adolescente de entre todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con una tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil adolescentes de entre 15 a 19 años de edad. Esto podría ser resultado de que una de cada tres adolescentes en el país ha iniciado su vida sexual y el 45% de ellas reportó no haber usado algún método anticonceptivo durante su primera relación sexual, según datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2014.

Representantes del Consejo Nacional de Población (CONAPO), el Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia A.C. (COMEGO) y la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología A.C. (FEMECOG), coincidieron en que el embarazo no planificado es un problema de salud pública que requiere estrategias puntuales y efectivas que contribuyan a reducir su alta incidencia en la población juvenil.

Como parte de estas estrategias y con el objetivo de identificar las necesidades reales de las mujeres en materia de anticoncepción frente a la percepción de los médicos respecto a dichas necesidades, se presentaron por primera vez los resultados del capítulo México de la encuesta mundial “Think About Needs in Contraception” (TANCO), que se realizó en 8 mil 875 mujeres y 879 médicos (ginecólogos y obstetras) de 14 países.

Entre los datos más relevantes de la encuesta TANCO destacan:

* Tanto las mujeres como los médicos coincidieron en casi todos los atributos que debe tener un anticonceptivo: alta confiabilidad, bajo riesgo de trombosis, protección contra enfermedades de transmisión sexual, ideal para mujeres que no han tenido hijos, viable para mujeres jóvenes, que ofrezca la libertad de no pensar en su toma continuamente y finalmente que se adapte al estilo de vida de la mujer actual.

* El 84% de las mujeres mexicanas están interesadas en recibir información por parte de sus médicos de manera regular y con mayor profundidad en el tema de anticoncepción. Este porcentaje es mayor que el estimado de pacientes previsto por los médicos.

* Las píldoras combinadas son el método más utilizado por las mujeres (13%), seguido por métodos anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC por sus siglas en inglés) como el Sistema Intrauterino liberador de hormona (11%) y el DIU de cobre (7%).

* 58% de las mujeres olvidan ocasionalmente tomar las pastillas anticonceptivas, lo que provoca miedo y una fuerte carga emocional, al incrementar el riesgo de un embarazo no planificado. De estas mujeres, solo 34% contactó a su médico para buscar orientación sobre esta situación.

* Más del 50% de las mujeres han utilizado anticonceptivos de emergencia en el pasado, e incluso 30% lo consumieron dos o más veces por problemas de cumplimiento de la píldora regular.

* El nivel de satisfacción femenina por el uso del sistema intrauterino liberador de hormona (92%) es mayor que con el uso de píldoras anticonceptivas (73%).

* El 82% de las mujeres considerarían el uso de un método LARC como una opción si recibieran información de los mismos por parte de sus médicos. No obstante, los médicos sólo consideran que el 64% estarían interesadas en estos métodos.

* Incluso más de la mitad de las mujeres de 18 a 29 años, que actualmente no utilizan métodos LARC, lo considerarían como una opción si recibieran más información de sus médicos.

La encuesta TANCO revela aspectos importantes en el comportamiento de las mujeres mexicanas ante los anticonceptivos, como es el olvido en la toma de la píldora y el uso de anticoncepción de emergencia para solucionarlo, situación que es fácilmente prevenible a través de la orientación médica en métodos reversibles de larga duración (LARC) que evitan complicaciones y el riesgo de embarazo no planificado, señaló la Dra. Erika Torres, médico ginecólogo y gerente Médico de Innovative Women´s Health de Bayer.

La Dra. Josefina Lira Plascencia, Vicepresidente del COMEGO, destacó que TANCO fortalece la recomendación de asociaciones médicas internacionales comola Academia Americana de Pediatría que aconsejan el uso de métodos LARC en mujeres jóvenes y muy jóvenes, por su alta tasa de efectividad y continuidad que se adaptan a las necesidades de este grupo poblacional.

En México, la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA) considera el acceso a los métodos LARC como una importante alternativa para ayudar a las mujeres jóvenes a planificar su vida reproductiva, destacando que estos métodos “se encuentran entre las opciones de primera línea para las mujeres que estén por iniciar o hayan iniciado actividad sexual”.

A pesar de los altos niveles de uso y satisfacción con los métodos actuales, TANCO expone la necesidad de alcanzar una comunicación más eficaz y estrecha con los pacientes y los médicos para conocer  sus inquietudes en  anticoncepción, para lograr una elección informada que se traduzca en una mayor satisfacción, incremente la tasa de continuidad, así como la disminución de la incidencia de embarazos no planificados en el país, expresó la especialista en salud sexual y reproductiva.