lunes - octubre 19, 2015

Bayer lanza Curbix 200 SC para detener a la plaga más importante del sector cañero

La mosca pinta puede provocar pérdidas de hasta seis toneladas por cada hectárea.

De acuerdo con cifras oficiales de la SAGARPA, México es el sexto productor mundial de caña de azúcar. En nuestro país éste es el quinto cultivo por extensión (829 mil hectáreas) y el segundo por valor de la producción (26 mil millones de pesos). De importancia capital para la agricultura nacional, el sector ha tratado de recuperarse tras la sobreoferta, la caída de los precios y un entorno internacional adverso que ha repercutido directamente en la vida de más de medio millón de cañeros y 15 millones de personas en relación directa con la industria del azúcar.

Ahora, en un escenario más prometedor en cuanto a los factores externos que afectan la producción y comercialización de la caña de azúcar, el sector se plantea el combate a un enemigo silencioso: la mosca pinta, también conocida como salivazo que, sin control, puede reducir la producción hasta seis toneladas por cada hectárea, es decir, un riesgo equivalente a la pérdida de más de 5 millones de toneladas a nivel nacional. En su etapa adulta, el salivazo puede dañar al cultivo en tan sólo nueve días.

Este insecto, la plaga más peligrosa para la caña de azúcar, ha adquirido mayor resistencia a los métodos de control tradicionales. Las condiciones climáticas favorables para su desarrollo lo convierten en una amenaza real para los productores orientados a esta actividad. Es por ello que los científicos han buscado prevenir y anular los riesgos y, tomando como referencia la experiencia de Brasil (primer productor mundial), han traído a México una solución química de última generación llamada Curbix 200 SC.

La efectividad del sofisticado insecticida desarrollado por Bayer ha sido probada en las zonas cañeras de México con excelentes resultados cuando la aplicación se realiza en etapas tempranas del cultivo. Entre los principales beneficios de su uso destacan su carácter preventivo, un menor número de aplicaciones (su efecto protege durante más de 90 días) y que favorece un desarrollo aun mayor de las plantas con ganancia en los rendimientos en campo y en fábrica (las plantas tratadas con Curbix generaron porcentajes más altos de sacarosa debido al control del salivazo).

Ante representantes de ingenios azucareros de los principales estados productores, la División CropScience de Bayer de México presentó los resultados de eficacia de esta solución tecnológica para el cuidado del cultivo de la caña de azúcar. Miguel Raya, gerente del cultivo de caña para Bayer, expresó el compromiso de la empresa alemana con los problemas más sensibles del campo mexicano: “para nosotros la innovación es fundamental para apoyar la producción de un cultivo tan importante y sensible como la caña de azúcar, siempre atendiendo a aumentar la productividad, mejorar la calidad de vida y preservar el medio ambiente: ese potencial vemos en un producto como Curbix”.