martes - abril 03, 2018

Bayer presente en la lucha contra el cáncer de hígado

El carcinoma hepatocelular se ha convertido en la segunda causa de mortalidad a nivel mundial con cifras anuales que se han triplicado en la última década.

Bayer de México se ha unido a las acciones de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (FundHepa) para fomentar la consciencia sobre la salud del hígado entre la población del país, pues se trata de un padecimiento que se puede prevenir.

 

Por eso, aprovechamos este espacio para compartir contigo los datos más relevantes acerca del hepatocarcinoma.

 

¿Qué es el cáncer de hígado?

Es una enfermedad en la que las células más abundantes del hígado -también conocidas como hepatocitos- se comportan de manera anormal y descontrolada, aumentando su tamaño hasta formar un tumor maligno. Puede presentarse de dos maneras:

    1.- Carcinoma hepatocelular (primario): Cuando las células que forman el tumor son del hígado.
    2.- Metástasis de cáncer en el hígado (secundario): Cuando las células que llegan al órgano provienen de un tumor formado en otra parte del cuerpo.

No obstante, afecta por igual la vida de quien lo padece y la de sus familiares.

 

Síntomas

En etapas tempranas casi no da señales de su existencia, pero puede provocar fatiga, falta de apetito, pérdida notoria de peso, comezón o prurito y fiebre, mientras que conforme avanza puede provocar:

  • Orina oscura.
  • Inflamación o pesadez.
  • Episodios de fiebre y náuseas.
  • Color amarillo en la piel, en los ojos y las mucosas de la boca (ictericia).
  • Acumulación de líquido en el abdomen.
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen, mismo que se puede extender hasta el hombro o la espalda.



Diagnóstico

Si existen sospechas de la presencia de cáncer, el médico debe hacer un examen físico y solicitar pruebas de sangre, estudios de imagenología y/o una biopsia de hígado.


Prevención

Lo más importante para prevenir el cáncer de hígado es:

  • No fumar.
  • No consumir alcohol o hacerlo de manera moderada.
  • Mantener una sana alimentación.
  • Vacunarse contra la hepatitis B.
  • Tomar las precauciones necesarias para no exponerse al virus de hepatitis C.
  • Seguir las indicaciones de los profesionales de la salud en caso de que exista una enfermedad crónica como fibrosis, cirrosis, hígado graso o hepatitis B o C, pues todas ellas pueden provocar el cáncer.

 

 

Tratamiento

Bayer cuenta con dos reconocidas moléculas Sorafenib y Regorafenib como tratamientos de primera y segunda línea para este padecimiento. Actualmente ya se comercializa en el sector privado y en algunos institutos descentralizados.