miércoles - octubre 19, 2016

La mitad de la producción de alimentos en riesgos por malezas, insectos y enfermedades

Innovación y buenas prácticas agrícolas, claves en el reto de la alimentación

La reducción de mermas en los alimentos es un reto frente al cual los diferentes actores de la sociedad buscan soluciones. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, 70% de los alimentos que se producen se desperdician durante su tránsito entre las zonas de producción y la mesa de los consumidores. En este contexto que cobra relevancia la protección de cultivos, ya que esta práctica agrícola evita que se pierda hasta 50% de la producción de los cultivos más extensivos por causa de plagas, enfermedades y malezas.



Durante el lanzamiento de laAcademia de Malezas, Elías Tapia, gerente de desarrollo de productos y ciencias regulatorias de la División Crop Science de Bayer de México, señaló “Innovación y buenas prácticas son la clave para superar el reto de alimentar a una población mundial creciente en un contexto de cada vez mayores obstáculos para la producción como el clima, malezas y condiciones propicias para el desarrollo de plagas y enfermedades”; embargo, el también agrónomo, explicó que existe innovaciones agrícola muy sofisticadas y esperanzadoras, cuyos beneficios deben ser asimilados por los agricultores mediante procesos de transferencia de conocimiento que promuevan el uso adecuado, seguro y sustentable de cada tecnología.

“Bayer invierte 10% de sus ventas en investigación y desarrollo de moléculas que cumplan con al menos tres requisitos: ser efectivas en su método de acción, ser selectivas en el problema a combatir, y ser amigables con la salud y con el medio ambiente. Puede transcurrir hasta una década antes de que un producto sea seleccionado (o descartado) para buscar un permiso comercial, lo cual implica además un riguroso proceso regulatorio en cada país y el compromiso para orientar a los vendedores de insumos agrícolas y los agricultores para que identifiquen con claridad las problemáticas y para adoptar y usar la tecnología de una forma precisa y responsable”, señaló Tapia.

La Academia de Malezas forma parte de un proyecto integral en México llamado Academias de Innovación Bayer, que busca la conformación de una red de expertos a partir del diálogo de los académicos e investigadores de mayor prestigio en el país con los agrónomos y vendedores de insumos agrícolas para abordar temas como identificación de problemáticas, elección de soluciones, manejo integrado y asesoría informada para el agricultor en cada uno de los aspectos críticos para el desarrollo ideal de un cultivo. A inicios de 2016 fue lanzada también la Academia de Nematodos como parte de este esfuerzo.

El Ingeniero Hugo Cruz, especialista de Bayer en la materia y responsable de la Academia de Malezas, mencionó la importancia de identificar adecuadamente las problemáticas que afectan a un cultivo: “Un diagnóstico equivocado repercute en malas prácticas que pueden afectar al cultivo durante varios ciclos e incluso al medio ambiente. En el caso de las malezas no se trata de aplicar por aplicar un herbicida, sino de seleccionar la mejor alternativa para sacar ventaja de los avances tecnológicos y cambiar de producto en cada ciclo para evitar la resistencia. Las buenas prácticas pueden garantizar buenos rendimientos sin impacto al medio ambiente o al agricultor, por eso Bayer se ha preocupado por iniciar estas Academias, donde el intercambio de conocimiento y el diálogo resultan en cada vez menos pérdidas y en una oferta de alimentos sustentable y sana para todos los consumidores”.

Con este tipo de trabajos, Bayer expresa su compromiso para contribuir con el mejoramiento de las prácticas agrícolas mediante el desarrollo de productos innovadores y sustentables, y a través de la transferencia de conocimientos que fortalezcan las capacidades de los agricultores para alcanzar niveles de vida satisfactorios y un impacto benéfico para la sociedad entera.

Durante el primer día de la academia de malezas se abordaron temas fundamentales para brindar una mejor asesoría a nuestros clientes, tales como “Taxonomía de malezas” (Dra. Irma López Muraira), “Calibración y aplicación de herbicidas” (Dr. Fernando Urzúa Soria) “Manejo Integrado de Malezas” (Dr. José Alfredo Domínguez Valenzuela) “Resistencia de Malezas a Herbicidas” (Dr. Rafael del Prado), “Diversidad es el Futuro” (Dr. Hugo Cruz-Hipolito), y “Clasificación y Modo de Acción de Herbicidas” (Dr. E. Rosales). En el segundo día se realizó un recorrido de campo con dos objetivos: una vista práctica a la taxonomía de malezas, así como de una práctica de calibración y aplicación de herbicidas; y por otra parte presenciar un tour de herbicidas pre- y post-emergentes de Bayer para maíz encabezado por el Ing. Óscar Galván. El tercer día se habló sobre el manejo de malezas en los principales cultivos (maíz, frutales, cereales, caña de azúcar y cultivos GMO´s. Entre los compromisos derivados de la Academia de malezas destacó el de propiciar en la industria un CPRH (Comité de Protección de Resistencia a Herbicidas).