miércoles - noviembre 12, 2014

Llega a México la única terapia en el mundo para tratar dos de las condiciones más graves de la Hipe

Indicada para la Hipertensión Arterial Pulmonar y la Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica · Riociguat es el primer medicamento de una nueva clase terapéutica con propiedades vasodilatadoras, con el potencial de solucionar las limitaciones de los tratamientos actuales. · Se estima que aproximadamente más de dos mil mexicanos padecen esta enfermedad que limita el flujo de oxígeno por daño en pulmones y corazón, siendo potencialmente mortal. Para devolver el aliento y la calidad de vida a los más de dos mil mexicanos que se estima padecen Hipertensión Pulmonar llega a nuestro país Riociguat, única terapia a nivel mundial indicada para tratar la Hipertensión Arterial Pulmonar (HAP) y la Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica (HPTEC) no operable o en la variedad persistente/recurrente después de una endarterectomía pulmonar. Siendo México el segundo país en Latinoamérica en contar con este innovadora molécula, Riociguat es la primera terapia oral perteneciente a una novedosa clase terapéutica de medicamentos denominados estimuladores de guanilato ciclasa soluble (GCs), con la propiedad de estimular la vasodilatación en la circulación pulmonar, favoreciendo la reducción de la presión arterial y el esfuerzo excesivo al que se ve sometido el ventrículo derecho del corazón, lo que se traduce en la mejoría de la función cardiopulmonar y la calidad de vida en el paciente, mencionó el Dr. Luis Bojórquez, gerente médico de cardiología e hipertensión pulmonar de Bayer HealthCare México. Enfermedad progresiva, incapacitante y mortal que suele manifestarse principalmente entre los 40 y 60 años de edad, la Hipertensión Arterial Pulmonar es un trastorno que afecta los pulmones y el corazón. Se caracteriza por una elevación en la presión de las arterias pulmonares que puede ser debida a enfermedades congénitas del corazón, padecimientos pulmonares y formación de coágulos sanguíneos en dicho órgano, expresó el Dr. Juan Francisco Moreno Hoyos, neumólogo del Hospital Zambrano Hellión del Tecnológico de Monterrey. “En la Hipertensión Arterial Pulmonar el estrechamiento de los vasos sanguíneos o la obstrucción arterial restringe el flujo a la sangre, causando un aumento de la presión arterial y con ello un mayor esfuerzo de la parte derecha del corazón, ocasionando que el cuerpo no reciba el oxígeno necesario lo que provoca falta de aire en quien lo padece”, abundó. Debido a esta condición, los pacientes con HAP tienen dificultad para efectuar tareas cotidianas como subir escaleras, caminar distancias cortas o simplemente vestirse, e incluso limitan sus actividades laborales, afectando negativamente en su economía y calidad de vida. En conferencia de prensa, el Dr Sergio López Estupiñán, Cardioneumólogo del Hospital Carmen de Guadalajara, informó que registros internacional demuestran que con las actuales terapias se estima que más del 50% de los pacientes con Hipertensión Pulmonar Arterial no están llegando al objetivo del tratamiento. Riociguat ayudará a resolver esta necesidad terapéutica no satisfecha al llegar a las metas de tratamiento, ya sea como monoterapia o en combinación con medicamentos conocidos como antagonistas del receptor de endotelina (ARE) o prostanoides no endovenosos. Única terapia en el mundo para la HPTEC Y en los pacientes con Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica (HPTEC) no operable, el Dr. Luis Bojórquez destacó que Riociguat viene a devolverles la esperanza de una mejor capacidad funcional, ya que es la primera y única terapia autorizada por las principales agencias regulatorias de salud en el mundo para tratar personas con HPTEC que no son candidatos a cirugía o cuando la enfermedad persiste posterior a la intervención quirúrgica. “La Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica ocurre cuando no se elimina la obstrucción de los vasos pulmonares debido a la formación de un coágulo o varios episodios de embolia pulmonar, lo que conduce a un incremento en la presión pulmonar, que con el paso del tiempo, puede provocar insuficiencia cardíaca derecha. A pesar de que se desconoce la prevalencia exacta, se calcula que afecta a casi el 4% de las personas que sobreviven a un episodio de embolia pulmonar”, explicó el también cardiólogo ecocardiografista del Hospital Ángeles del Pedregal. Hasta la llegada de Riociguat, la única forma de tratamiento existente para estos pacientes era una cirugía denominada endarterectomía pulmonar, sin embargo, un gran porcentaje de ellos no eran elegibles a esta intervención quirúrgica debido a diferentes condiciones como el estadio de la enfermedad o estado de salud del paciente, lo cual dejaba con pocas expectativas de recuperación a los pacientes. Esta nueva molécula ha demostrado eficacia clínica significativa y sostenida en pacientes con HAP y HPTEC inoperable o persistente/recurrente después de tratamiento quirúrgico, a través de los ensayos clínicos Fase III multicéntricos, aleatorizados, doble ciego, controlados con placebo, (CHEST-1 y PATENT-1) así como en los datos de los estudios de extensión a largo plazo (CHEST-2 y PATENT-2). La consistencia y solidez de los resultados revelados en los ensayos clínicos han demostrado que Riociguat alivia numerosos síntomas que experimentan los pacientes que padecen HAP o HPTEC, al observarse una mejoría significativa en la capacidad de ejercicio, optimizando la función cardíaca y pulmonar, y permitiendo al paciente recuperar su independencia para realizar actividades cotidianas como caminar, vestirse, bañarse y volver a trabajar, abundó. “Este innovador medicamento es un paso muy importante en el manejo de la HAP y en particular de la HPTEC, ya que por vez primera existe una alternativa de tratamiento si el procedimiento quirúrgico no es una opción para el paciente o cuando la enfermedad persiste a pesar de la cirugía. Y en lugar de luchar cada día por respirar, hoy los pacientes podrán tener calidad de vida y mejorar su actividad diaria”, enfatizó el cardiólogo. Finalmente los expertos coincidieron en que la HAP y la HPTEC son dos enfermedades que requieren atención inmediata, ya que sin un tratamiento oportuno la expectativa de vida se reduce a menos de dos años, por lo que aconsejaron a la población acudir de inmediato al médico ante la presencia de síntomas como dificultad para respirar, dolor en el pecho, piernas y tobillos hinchados, mareos, desmayos, vértigo, fatiga crónica, debilidad para realizar actividad física y la presencia de una tonalidad azul en los labios. La aprobación de Riociguat por parte de las autoridades sanitarias de México se une a las aprobaciones otorgadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para la Unión Europea y por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en los Estados Unidos.