martes - octubre 27, 2015

Biológicos, solución para asegurar el suministro mundial de alimentos

En México, la principal planta de biológicos del mundo / Bayer exporta soluciones biológicas para el cuidado de cultivos a 30 países
Planta de Bayer CropScience en Tlaxcala.

Bayer CropScience destacó el importante papel que los productos biológicos para la protección de cultivos pueden jugar para ayudar a asegurar el suministro mundial de alimentos en la Reunión Anual de la Industria de Control Biológico en Basilea, Suiza, la cual se llevó a cabo del 19 al 21 de octubre de 2015. Cientos de representantes de empresas y organizaciones de todo el mundo se reúnen una vez al año en esta conferencia de la industria para un intercambio acerca de tendencias y desarrollos nuevos en el área de los biológicos.



“Debemos trabajar juntos de forma cercana para permitir que los millones de agricultores de todo el mundo incrementen la producción de alimentos utilizando productos biológicos innovadores para la protección de plantas con el objetivo de cubrir las crecientes necesidades de nuestro planeta,” afirmó Ashish Malik, Director de Global Marketing Biologicals en Bayer CropScience.



“Bayer está comprometido con crear vínculos con la academia, los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil para permitir que los agricultores tengan un mejor acceso a aportaciones como biológicos, conocimiento y tecnologías,” añadió
Malik. También señaló que Bayer contribuye con las nuevas Metas del Milenio que fueron recientemente adaptadas por Naciones Unidas. “Contribuimos con la meta 2 ‘Cero Hambre’ la cual sólo puede lograrse con el aumento de la productividad agrícola – a través de la ciencia y la innovación en soluciones para la protección de cultivos, que incluyen a los biológicos.”



Desde el punto de vista de la compañía, se necesita una colaboración multidisciplinaria con el fin de conducir el crecimiento futuro de los biológicos de una forma entendida de manera holística. Los
biológicos basados en microorganismos bacterianos o micóticos benéficos así como los bioquímicos tales como los extractos de plantas y los semiquímicos ayudan a asegurar el crecimiento saludable de los cultivos. Éstos combaten enfermedades y plagas de insectos importantes, incrementan el rendimiento y también ayudan a las plantas a tolerar las condiciones de estrés tales como el calor, la sequía o la salinidad.


Bayer está convencido de que el combinar biológicos rentables y amigables con el medio ambiente con otras aportaciones agrícolas y prácticas en la Gestión Integrada de Cultivos (ICM, por sus siglas en inglés) llevará a una agricultura viable y sustentable.


La planta de productos biológicos de Bayer para la protección de cultivos se ubica en Tlaxcala, México. Se trata de una fábrica con capacidad para producir entre 12 y 14 millones de litros de las soluciones agrícolas más novedosas que actualmente se exportan a 30 países (diseñadas para colonizar, repeler y generar simbiosis con las plantas). André Kraide, Director en México de Bayer CropScience, destacó la importancia de la planta, desde donde se transfiere no sólo producto a todo el mundo sino también conocimiento en un campo que gana cada vez más terreno en la producción de alimentos.

 



Requiem™ combate a los parásitos chupadores en frutas y verduras


En su presentación,
Gilles Chevallier, de Global Product Management Biological Insecticides de Bayer CropScience, se enfocó en los beneficios de las soluciones integradas para la producción de frutas y verduras y presentó productos biológicos innovadores. “Requiem™ es la innovación más reciente de Bayer en el campo de los insecticidas biológicos,” señaló Gilles Chevallier. “Es eficaz contra parásitos chupadores, especialmente trips, moscas blancas y ácaros, dando como resultado productos de mejor calidad y una comerciabilidad más elevada.”


En agosto, Bayer alcanzó un hito importante hacia la introducción al mercado de
Requiem™ en Europa. Su ingrediente activo Mezcla de Terpenoides QRD 460 fue aprobado por la Comisión Europea. Los primeros registros de Requiem™ se esperan en algunos países europeos antes de finalizar 2016. El lanzamiento al mercado está planeado para 2017.



Confiable control de nemátodos con BioAct™ y Velum™ Prime

Los productos BioAct™ que contienen la sustancia activa natural Purpureocillium lilacinum cepa 251 se utilizan cada vez más contra nemátodos parasíticos de plantas económicamente importantes. Estos productos pueden aplicarse con flexibilidad durante todo el ciclo de cultivo, utilizando sistemas de irrigación que incluyen aplicaciones por goteo, chorro, microaspersores o rociado.

En combinación con otros productos para la protección de cultivos como el nuevo nematicida Velum™ Prime (ingrediente activo fluopiram), BioAct™ proporciona un enfoque innovador e integrado para el control de nemátodos en cultivos de frutas y verduras. Los ensayos de campo de esta combinación en América Central demostraron buenos niveles de eficacia en cultivos perennes como los plátanos, que dieron como resultado plantaciones más saludables y un peso de racimo elevado. Un beneficio adicional para el productor y la cadena de valor alimentaria es que BioAct™ y Velum™ Prime en conjunto pueden reemplazar a productos más antiguos o eliminados gradualmente y a fumigantes de suelo.


Serenade™ – una potente herramienta para proteger a los cultivos alimentarios contra enfermedades micóticas

Otro pilar de la cartera de Protección de Cultivos de Bayer CropScience es el fungicida biológico Serenade™. Éste está basado en la cepa única Bacillus subtilis QST 713, una bacteria benéfica del suelo. Serenade™ protege a una amplia gama de cultivos de frutas y verduras en el campo y en invernaderos. Aplicado como un espray foliar, Serenade™ combate enfermedades tales como la botritis, el mildiú polvoroso y la sclerotinia. Como tratamiento para el suelo, ataca directamente al pythium, a la rhizoctonia, al fusarium y a algunas cepas de phytophthora.


Utilizado en rotación o mezclado ron otros fungicidas de Bayer,
Serenade™ es una potente herramienta contra el desarrollo de la resistencia a los fungicidas. Además, es un excelente colonizador de raíces y ha demostrado mejorar la salud de las plantas y la estructura de las raíces incluso en ausencia de enfermedades.