lunes - abril 25, 2016

Bayer presenta soluciones para impulsar la sustentabilidad en la producción de plátano

Bayer presenta su amplia cartera de productos y soluciones destinados a contribuir al éxito y la sostenibilidad del sector bananero.

Amarillos, curvos, dulces y sabrosos, nutritivos, saludables y disponibles todo el año: es lo que los consumidores esperan generalmente de los plátanos. Sin embargo, las operaciones agrícolas cotidianas de los productores bananeros de Asia y Latinoamérica se enfrentan a numerosas amenazas.

 

Expertos de la empresa dieron a conocer recientes innovaciones de productos en el terreno del control de enfermedades y plagas y el fomento de la salud de las raíces, así como enfoques novedosos que contribuyen a preservar un suministro de fruta de alta calidad.

 

El enfoque estratégico de Bayer se basa en proporcionar soluciones integradas para el sector bananero que generen un valor superior. “Las enfermedades fúngicas y los nemátodos generan dificultades para los cultivadores de plátano en el mundo. Estamos comprometidos en ayudar a los platanicultores a responder a sus retos cotidianos a la hora de sacar el máximo partido a sus plantaciones”, explica Kai Wirtz, Director Global del Área de Cultivos Frutales de la división CropScience de Bayer.

 

Esta empresa es una de las principales proveedoras de soluciones de protección de cultivos químicas y biológicas para el banano. Además, ofrecemos una serie de servicios complementarios y proporcionamos asesoramiento sobre el terreno gracias a los conocimientos de nuestros especialistas en cultivos. Estos profesionales conocen en profundidad las necesidades de los productores y desarrollan soluciones a medida adaptadas a las condiciones locales». 

 

 

 Enfoques innovadores para mantener la salud de las raíces

 Una de las líneas de trabajo prioritarias de los expertos de Bayer en plátano es el desarrollo de soluciones integrales para mantener la salud de las raíces, una cuestión que cada vez preocupa más a los productores. Un sistema radicular dañado o sometido a condiciones extremas puede reducir el vigor de las plantas, disminuir la calidad de la fruta recolectada y provocar pérdidas de rendimiento significativas. Los científicos de Bayer están abordando este nuevo campo de investigación a fin de comprender mejor los complejos procesos que tienen lugar en el suelo y desarrollar nuevas soluciones para controlar eficazmente los nematodos y otras plagas y microorganismos patógenos del suelo.

 “Con Velum®/Verango® y BioAct®, Bayer ya ofrece dos productos potentes para el control selectivo de nemátodos que se complementan muy bien”, explica Wirtz, y añade que el producto químico Velum®/Verango® controla eficazmente los nematodos del suelo. Este producto se combina con BioAct®, basado en un organismo natural, la cepa 251 del hongo del suelo Purpureocillium lilacinum . BioAct® coloniza los huevos de los nemátodos e inhibe así la eclosión de las larvas. Por consiguiente, una vez aplicado el tratamiento químico para eliminar del suelo los nemátodos adultos, el uso del producto biológico impide que surja una nueva generación de nemátodos y dañe la planta posteriormente. Esta combinación ofrece a los productores una forma eficaz de control de los nemátodos mediante la aplicación de ambos productos una única vez al año.

 

Concepto novedoso para combatir la sigatoka negra

 Otra amenaza para los platanicultores es la sigatoka negra. Esta enfermedad, causada por el organismo Mycosphaerella fijiensis, es la más devastadora para el plátano, y está presente en todos los países productores de esta fruta. Si no se trata adecuadamente, puede reducir la productividad hasta 50 por ciento y elevar el riesgo de resistencia a los fungicidas. Esto hace que en los últimos años haya aumentado el número de aplicaciones de fungicidas, con graves consecuencias económicas, medioambientales y sociales que amenazan la sostenibilidad de la producción bananera.

 

Con su concepto de “racimo de soluciones”, Bayer ha desarrollado un enfoque que permite un control de alto nivel de la enfermedad y, al mismo tiempo, reduce el número de aplicaciones y el gasto en productos de protección de cultivos. “Mediante programas rotatorios que combinan productos químicos y biológicos y varios mecanismos de acción diferentes hemos creado una potente herramienta para evitar la aparición de resistencias”, comenta Álvaro Segura, experto técnico en banano de la división CropScience de Bayer en Centroamérica—. Este enfoque innovador puede ayudar a revertir la actual tendencia ascendente en la aplicación de fungicidas y ya ha demostrado ser un instrumento útil para lograr una producción bananera más sostenible en Centroamérica.

 

 

Controlar y contener el mal de Panamá

Un importante desafío para los cultivadores de plátano asiáticos es la aparición de una nueva cepa del hongo patógeno Fusarium oxysporum, que infecta el sistema radicular de la planta y provoca el llamado mal de Panamá o fusariosis del banano. Cuando esta enfermedad apareció por primera vez en la década de 1950 causó graves daños, destruyendo plantaciones enteras de plátanos y acabando con el cultivar Gros Michel, dominante en aquel entonces. Ahora, la nueva cepa conocida como Raza Tropical 4 se está mostrando resistente a las prácticas habituales de control de enfermedades y amenaza la producción del cultivar de banano más popular en la actualidad. Desde su aparición ha destruido decenas de miles de héctareas de banano Cavendish y ha puesto en grave peligro la producción de plátanos en Asia. La globalización, y el hecho de que la enfermedad se transmita fácilmente a través del suelo, del agua y probablemente del aire, hacen temer que la propagación de este hongo patógeno a otras regiones de producción bananera (especialmente Latinoamérica) sea solo cuestión de tiempo.

 

“Bayer está comprometido a ayudar a los productores en su lucha contra esta enfermedad devastadora”, asegura Rolf Christian Becker, responsable de la cartera de I+D hortícola de Bayer. “Hemos unido nuestras fuerzas con otros socios privados y públicos en el consorcio INREF contra el Mal de Panamá». El INREF (Fondo Interdisciplinario de Investigación y Formación), encabezado por la Universidad de Wageningen (Países Bajos), estudia el modo de controlar y contener el mal de Panamá en los cultivos de plátano de todo el mundo en diferentes condiciones de producción. Aspira a desarrollar y aplicar herramientas y métodos innovadores para combatir el mal de Panamá y contener la nueva y agresiva cepa. «Además, nuestros científicos trabajan para desarrollar nuevos antifúngicos que puedan complementar la lucha contra la enfermedad e impedir que se siga propagando», añade Becker.

 

 Colaboración a lo largo en la cadena de generación de valor

 Para garantizar un suministro de plátanos de alta calidad producidos de forma sostenible, Bayer colabora con socios de la cadena alimentaria a lo largo de toda la cadena de generación de valor, desde los cultivadores hasta los comerciantes y minoristas. El objetivo de los proyectos del programa de colaboración en la cadena alimentaria de Bayer es proporcionar seguridad, calidad, asequibilidad, transparencia y, sobre todo, sostenibilidad, desde la plantación al supermercado. Un ejemplo de éxito es la cooperación en marcha con un productor bananero en la República Dominicana que aplica los principios de la agricultura orgánica. “Esta colaboración refleja el enfoque integral de Bayer en agricultura sustentable. Ofrecemos a este productor una cartera de productos de alta calidad para la protección de cultivos, complementada por medidas de formación, parcelas modelo y un programa de tutela. Nuestro socio consigue así reducir el número de aplicaciones de producto para controlar la sigatoka negra y plagas del banano como trips y nematodos”.

 

Otro ejemplo de colaboración en la cadena alimentaria es el proyecto con Grupo Acon, el mayor productor independiente de plátano de Costa Rica. El objetivo fundamental es la producción sostenible de bananas para la exportación a mercados europeos, con una calidad elevada y efectos beneficiosos tanto para el medio ambiente como para las comunidades productoras. “En esta colaboración utilizamos una solución integrada a medida basada en productos químicos y biológicos que proporcionan un control eficiente de los nematodos, aseguran la salud de las raíces, controlan la sigatoka negra y mantienen a raya las malas hierbas”, explica afirma Rigoberto Estrada, responsable de cultivos de Bayer para el banano en los países de la Comunidad Andina y Centroamérica.

 

Además de estos esfuerzos, el proyecto incluye un programa de tutela intensivo para enseñar a los platanicultores a utilizar correctamente los productos de protección de cultivos y realizar un seguimiento adecuado tras la aplicación de dichos productos. También se proporciona asistencia técnica sobre el terreno para ayudar a conseguir los objetivos de sostenibilidad. Gracias al proyecto, la producción sostenible de bananas ha reforzado su credibilidad y notoriedad entre los platanicultores implicados, y su compromiso al respecto ha aumentado».