lunes - mayo 23, 2016

Bayer presenta una oferta para adquirir Monsanto y crear un líder mundial en agricultura

Una factoría de innovación que suministrará soluciones integradas para la agricultura de nueva generación

· La oferta de 122 USD por acción en efectivo valora a Monsanto en 62,000 millones de dólares y constituye un valor inmediato y seguro con una prima sustancial para los accionistas de Monsanto

 

· Se creará un negocio agrícola líder integrado con una amplia cartera de productos y una línea de I+D excepcional para suministrar valiosas soluciones innovadoras a los agricultores

 

· Atractivo potencial de generación de valor con un aumento porcentual del BPA depurado del orden de un dígito medio en el primer ejercicio completo tras el cierre de la operación y de dos dígitos después

 

· Se esperan sinergias totales de aproximadamente 1500 millones de dólares a partir del tercer año además de beneficios adicionales derivados de la integración de la oferta en años futuros

 

· La fuerte generación de flujo libre de efectivo hará posible una rápida reducción del endeudamiento tras la adquisición

 

· La adquisición reforzará la posición de Bayer como empresa biocientífica global impulsada por la innovación con posiciones de liderazgo en sus segmentos clave

En respuesta a las nuevas especulaciones en los mercados y a las preguntas recibidas de partes interesadas, Bayer ha decidido revelar públicamente el contenido de su propuesta privada de adquisición de Monsanto.

 

Bayer ha presentado una oferta en efectivo para la adquisición de todas las acciones ordinarias emitidas y en circulación de la empresa Monsanto Company a un precio de 122 USD por acción o un total de 62.000 millones de dólares por la compañía entera.

 

La oferta, que se realiza sobre la base de una propuesta por escrito enviada por Bayer a Monsanto el 10 de mayo, representa una prima sustancial de

- un 37% sobre la cotización de cierre de la acción de Monsanto del 9 de mayo de 2016 que fue de 89,03 USD

- un 36% sobre el precio medio ponderado por volumen de la acción en los últimos tres meses

- un 33% sobre el precio medio ponderado por volumen de la acción en los últimos seis meses

- 15,8 veces el EBITDA de los doce últimos meses hasta el 29 de febrero de 2016

 

La adquisición de Monsanto constituye una oportunidad irresistible de crear un líder mundial en el negocio de la agricultura y reforzar a Bayer como empresa biocientífica con una posición más sólida en un sector de crecimiento a largo plazo. Se espera que la fusión aporte a los accionistas de Bayer un aumento porcentual del BPA depurado de un dígito medio en el primer ejercicio tras el cierre de la operación y de dos dígitos después. En un principio, Bayer espera obtener unos ingresos anuales derivados de las sinergias totales de aproximadamente 1,500 millones de dólares a partir del tercer año además de beneficios adicionales derivados de la integración de la oferta en años futuros.

 

“Hemos respetado durante mucho tiempo el negocio de Monsanto y compartimos su visión de crear un negocio integrado que creemos que será capaz de generar un valor sustancial para ambas empresas”, manifestó Werner Baumann, presidente del Consejo de Dirección de Bayer AG. “Juntos podríamos sacar provecho del bagaje colectivo de conocimientos y experiencia de ambas empresas para crear un líder en el sector agrícola con una capacidad excepcional de innovación para beneficio de agricultores, consumidores, empleados y los entornos en los que operamos”.

 

Esta transacción agruparía plataformas de semillas y rasgos, de protección de cultivos, de productos biológicos y de agricultura digital. Concretamente, el negocio conjunto sacaría partido del liderazgo de Monsanto en el ámbito de semillas y rasgos, y del amplio abanico de productos de protección de cultivos de Bayer para un extenso número de indicaciones y cultivos. La fusión también sería verdaderamente complementaria desde un punto de vista geográfico al expandir significativamente la arraigada presencia de Bayer en América y su posición en Europa y el Lejano Oriente y Oceanía. Los clientes de ambas empresas se beneficiarían de la amplia cartera de productos y la extensa línea de investigación y desarrollo.

 

“Bayer se ha comprometido a hacer posible que los agricultores produzcan suficientes alimentos sanos, seguros y asequibles para alimentar a la creciente población mundial”, declaró Liam Condon, miembro del Consejo de Dirección de Bayer responsable de la División Crop Science. “Frente al enorme reto que supone tener que operar en un mundo de recursos limitados con una volatilidad climática cada vez mayor, se hace claramente necesario generar más soluciones innovadoras que hagan avanzar a la agricultura de nueva generación. Al apoyar a los agricultores de todos los tamaños en todos los continentes, la empresa conjunta se posicionará como el mejor socio para obtener soluciones superiores verdaderamente integradas”.

 

Si se llevara a cabo la transacción propuesta, el negocio conjunto aportaría atractivas oportunidades a los empleados de ambas empresas. La sede central del área de Protección de Cultivos y de la división Crop Science estarían en Monheim (Alemania), mientras la sede del área de Semillas y Rasgos y la sede comercial para Norteamérica lo estarían en St. Louis (Missouri, EE.UU.), con una fuerte presencia en Durham (Carolina del Norte, EE.UU.), así como en muchos otros lugares en EE.UU. y alrededor del mundo. El área de Agricultura Digital de la empresa conjunta tendría su sede cerca de San Francisco (California, EE.UU.).

 

Bayer confía plenamente en su capacidad para financiar la transacción sobre la base de las avanzadas conversaciones mantenidas y el apoyo recibido de sus bancos de financiación, BofA Merrill Lynch y Credit Suisse. La oferta no está sujeta a ninguna condición de financiación. Bayer pretende financiar la transacción con una combinación de deuda y capital propio. Se espera que la parte correspondiente al capital propio ascienda a aproximadamente el 25% del valor de la transacción, y está previsto que se aporte en primera línea a través de ofertas de derechos.

 

La fuerte generación de flujo de efectivo del negocio conjunto y el historial de Bayer de gran disciplina a la hora de reducir la deuda tras grandes adquisiciones permitirían una rápida reducción del endeudamiento tras la adquisición. Este plan está en consonancia con el objetivo de Bayer de obtener una calificación crediticia de «apto para inversión» inmediatamente después del cierre de la transacción y de «A» a largo plazo. Bayer presenta un largo historial de éxitos a la hora de colaborar con las autoridades de todo el mundo para garantizar la obtención de las autorizaciones reglamentarias necesarias y una gran experiencia en integrar adquisiciones desde una perspectiva empresarial, geográfica y cultural.

 

Los consejos de Dirección y Supervisión de Bayer han aprobado unánimemente la propuesta y están firmemente decididos a seguir adelante con la operación. Bayer está preparada para proceder inmediatamente con la diligencia debida a entablar negociaciones y conseguir un rápido acuerdo sobre la transacción, que estará sujeta a las condiciones habituales en estos casos.

 

BofA Merrill Lynch y Credit Suisse actúan como asesores financieros principales de Bayer y contribuirán a la financiación de la transacción, mientras Rothschild proporcionó asesoría financiera adicional a Bayer. Los asesores jurídicos de Bayer son Sullivan & Cromwell LLP (fusiones y adquisiciones) y Allen & Overy LLP (financiación).

 

Más información en:

www.advancingtogether.com