jueves - marzo 19, 2020

Coronavirus: una sustancia activa de Bayer podría ayudar

El coronavirus continúa dominando nuestra vida cotidiana. En todo el mundo, las compañías farmacéuticas y de biotecnología están trabajando intensamente en sustancias activas que protejan a las personas de infectarse por COVID-19. Una de esas sustancias es Resochin de Bayer.

Desarrollado en la década de 1930 en Elberfeld, la cloroquina se utilizó en la prevención de la profilaxis de la malaria durante décadas bajo el nombre de Resochin. Hasta el momento, la sustancia solo está disponible en Pakistán. Ahora, en medio de la crisis del coronavirus, la compañía ha aumentado la producción del producto en la única instalación de fabricación de cloroquina, ubicada en Pakistán.

 

"Recibí la primera consulta a primera hora de la mañana del 5 de febrero", recuerda el gerente de la planta del sitio de Pakistán, Khalid Mahmood. Las autoridades sanitarias de la provincia de Guangdong en China solicitaron tabletas de Resochin para probar si el medicamento podría utilizarse para tratar infecciones por coronavirus. "Trabajamos directamente hasta las 11 de la noche y a las dos de la mañana habíamos compilado todos los documentos necesarios".

 

A pesar de ser un día feriado nacional en Pakistán, ya que todas las autoridades locales estaban cerradas, los colegas lograron obtener las autorizaciones necesarias y organizar el transporte. Bayer puso a disposición un total de 300 mil tabletas Resochin sin cargo. Todo el proceso, desde el contacto inicial hasta el envío del producto, tomó cuatro días. "Me impresionó la cooperación que recibí de mis contactos en China", dice Mahmood.

Resochin mostró buenos efectos contra el primer virus del SARS en 2003. Su eficacia contra el coronavirus se está investigando actualmente en varios ensayos clínicos en China. Las autoridades chinas ya lo han incluido en el catálogo de productos potencialmente útiles.

 

Los médicos lo consideran un tratamiento prometedor para pacientes con coronavirus en situación grave. "En un estudio in vitro realizado en cultivos celulares, los investigadores en China pudieron demostrar que Resochin inhibe la reproducción del virus", explica el doctor Martin Springsklee, responsable global de Medical Affairs Anti-infectives de Bayer. "El modo de acción no se ha determinado completamente, pero se supone que Resochin aumenta el valor de pH en las células y altera los lugares de acoplamiento del virus, lo que dificulta que el patógeno infecte las células epiteliales de las vías respiratorias. Sin embargo, todavía estamos esperando los resultados de los estudios clínicos ".

 

Siguiendo el ejemplo de los chinos, otros gobiernos también se han acercado a Bayer sobre Resochin. Por ejemplo, la compañía se encuentra actualmente en conversaciones con el Ministerio Federal de Salud de Alemania sobre la importación de la sustancia activa a Alemania. Las discusiones se centran actualmente en investigar la cloroquina en uso clínico en pacientes con SARS-CoV-2 en Berlín como parte de una colaboración con el Hospital Charité.