miércoles - marzo 04, 2020

Soluciones agrícolas sustentables con innovadores invernaderos

Para promover su compromiso global de proporcionar a los productores las soluciones agrícolas más innovadoras, sustentables y técnicamente avanzadas, Bayer ha abierto su nueva instalación inteligente, moderna y automatizada para invernaderos en Marana, Arizona.

La instalación de Invernaderos de Marana es la primera de su tipo para la empresa y la más avanzada tecnológicamente. La instalación de aproximadamente 100 millones de dólares servirá como un centro global de diseño de productos para el maíz, lo único que se cultiva ahí. Además, las instalaciones de Marana capitalizarán los avances de la innovación en el astillado de semillas patentado, tecnología avanzada de marcadores, automatización y ciencia de datos.

“Con nuestros nuevos invernaderos de Marana, Bayer está reinventando la forma como se realiza el fitomejoramiento y la configuración el estándar para la sostenibilidad ambiental”, dijo Bob Reiter, responsable de Investigación y Desarrollo de Crop Science en Bayer. "Cumplir con los desafíos únicos que enfrentan los agricultores requiere diferentes maneras de pensar y trabajar, y esta nueva instalación innovadora es una de las muchas formas en que Bayer cumplirá con sus compromisos con los agricultores".


Los invernaderos de Marana, que ocupa 300 mil pies cuadrados de espacio de cultivo, están diseñados para el uso sustentable de insumos durante todo el proceso de investigación. El agua utilizada para los cultivos se reciclará, lo que ayuda a preservar los preciosos suministros de agua del desierto, el 100 por ciento de los materiales cosechados se utilizarán para composta y los insectos beneficiosos se utilizarán para reducir las aplicaciones de pesticidas.

Al ubicar el invernadero de Marana en el desierto de Arizona, en lugar de la sección del medio oeste de EE.UU., donde se cultiva tradicionalmente el maíz, más días de calor y luz solar permitirán a los investigadores mantener las plantas durante todo el año, lo que permite tres o cuatro ciclos de cultivo de maíz anualmente. Además, al utilizar el entorno controlado de los invernaderos, el proceso de mejoramiento se realiza en interiores, lo que elimina la exposición de los cultivos a condiciones climáticas adversas y evita demoras en el desarrollo de nuevas semillas. Las condiciones de crecimiento se pueden personalizar para simular diversas condiciones climáticas en todo el mundo.

"Cada inversión en innovación es una inversión en una agricultura más sustentable para la próxima generación, y los efectos viajan mucho más allá de un sitio", agregó Reiter. "Los híbridos de maíz desarrollados aquí, bajo diversos entornos de cultivo y escenarios climáticos, traerán innovación a los productores en todas partes del mundo".