miércoles - enero 04, 2017

Viviendo con Dengue

Mil millones de personas alrededor del mundo padecen alguna enfermedad tropical, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ubatuba, Brasil. “Todos mis compañeros de trabajo han tenido dengue y yo la he tenido dos veces”, dice Rodolfo Siqueira Rodrigues, residente de Ubatuba, una ciudad cerca de la costa atlántica de Brasil. Ahora el joven de 23 años tiene miedo de desarrollar fiebre hemorrágica si se vuelve a infectar.

 

“Todos nosotros tenemos miedo de la fiebre, porque eso es realmente serio. Si las cosas salen mal, puedes morir de hemorragia interna”. Él no buscó a su doctor Juan Matías Jaco porque Rodolfo sabía que no tenía sentido ya que no existe tratamiento para esta enfermedad.“No podemos hacer otra cosa más que tratar los síntomas con abundantes líquidos, medicamentos para reducir la fiebre y analgésicos”, dice Dr. Jaco.

 

Aproximadamente 1,200 personas en Ubatuba, con una población de 80,000, contrajeron la fiebre de dengue en el 2014. Más de 3,000 casos han sido reportados en los primeros nueve meses del 2015 y en el estado de Sao Paulo el total es de 900,000.

 

“Los médicos en todas las especialidades cuando hacen algún diagnóstico lo primero que piensan es en dengue”, dice Jaco. Cada año se reportan cien millones de infecciones de dengue en las regiones tropicales y subtropicales de las Américas, África y Asia. Sin embargo, como Rodolfo, muchos enfermos se automedican y por lo tanto no aparecen en las estadísticas.

 

Según la OMS, el número real de casos está cerca de 390 millones al año. “La mitad de la población mundial está amenazada por esta enfermedad. “La OMS ha denominado al dengue “la enfermedad del futuro”, dice Frederic Baur, director de Vector Control en Bayer. “El portador de la enfermedad, el tigre o mosquito Aedes, vive y se cría en las innumerables reservas de agua, grandes y pequeñas, que se encuentran en ciudades. La creciente urbanización y posiblemente el cambio climático están creando condiciones de hábitat cada vez más favorables para el mosquito”.

 

La fiebre de dengue es actualmente endémica en más de 100 países y continúa propagándose. Esta enfermedad puede ser contenida eficazmente al combatir su vector. Bayer puede ayudar a proteger a las personas en riesgo con larvicidas para controlar la larva del mosquito en reservas de agua e insecticidas en spray para impregnar superficies en edificios residenciales y en carreteras. Los ingredientes activos del spray de Bayer contra mosquitos también proporcionan protección contra picaduras. Para prevenir o combatir la resistencia a los ingredientes activos existentes, Bayer participa también en varios proyectos de investigación a nivel mundial en nuevos mecanismos de acción. La compañía ha aumentado considerablemente su inversión general en proyectos de investigación sobre dengue en años recientes. Un nuevo spray para tratar fachadas de edificios y parques municipales está ahora en las etapas avanzadas de desarrollo. Se espera que estén disponibles para 2018 y promete una acción más prolongada gracias a su resistencia a la lluvia y radiación UV.

Mientras la fiebre de dengue puede afectar a todos los grupos de la población y recibe amplia atención, otras enfermedades tropicales atormentan a los más pobres en nuestro planeta. Estas enfermedades se denominan “enfermedades tropicales olvidadas”.

 

En 2012, instituciones como OMS, el Banco Mundial, autoridades internacionales de gobierno y compañías como Bayer han unido esfuerzos bajo la Declaración de Londres sobre Enfermedades Tropicales Olvidadas para detener, o si es posible, eliminar diez de estas enfermedades para 2020, incluyendo la enfermedad de Chagas, la cual se ha esparcido en América Latina y la enfermedad africana del sueño.

 

Bayer ha suministrado medicamentos gratis a la OMS para tratar estas enfermedades por más de diez años, y sus ingredientes activos están en la Lista de la OMS de Medicamentos Esenciales. “Hemos garantizado a la OMS la disponibilidad continua de los ingredientes activos y suministro gratis de medicamentos mientras exista la enfermedad africana del sueño y la enfermedad de Chagas”, explica Kemal Malik, miembro del Consejo de Administración de Bayer responsable de innovación.

 

Una enfermedad tropical particularmente insidiosa, conocida como oncocercosis, es causada por nematodos que producen millones de crías dentro del cuerpo humano. Las medicinas disponibles actualmente son capaces de controlar los parásitos en una etapa temprana de su desarrollo. El medicamento debe tomarse por más de 15 años, la cantidad de tiempo que nematodos adultos -que pueden crecer hasta 70 cms de largo- viven en el cuerpo humano.

 

Juntos con la organización no lucrativa Iniciativa de Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi por sus siglas en inglés), Bayer está desarrollando actualmente un medicamento nuevo que estará disponible para eliminar también lombrices adultas. “Nuestras actividades de responsabilidad social corporativa incluyen el apoyo a la lucha contra enfermedades tropicales olvidadas. Como compañía enfocada en ciencias de la vida tenemos una posición única para hacerlo, suministrando medicamentos para tratar pacientes, así como también ofreciendo soluciones innovadoras para el control de vectores”, dice Malik.