REVISTA CORPORATIVA

DE BAYER DE MÉXICO

No.103 / 2017

Editorial

Crop Science

Temporada de siembra

de algodón en México

México es el decimoprimer país productor de uno de los productos agroindustriales más importantes del mundo, cuyos principales generadores son China, India y Estados Unidos. Nuestro país se ha vuelto a colocar en las primeras posiciones mundiales gracias a que desde 1996 la superficie sembrada se duplicó y el volumen de producción pasó de 224 mil toneladas en 2000 a más de 850 mil en 2014. A nivel mundial se cultivan aproximadamente 34 millones de hectáreas de algodón y en México, 134 mil hectáreas.

“Hoy en día la producción de algodón se encuentra en recuperación, pues en las últimas décadas México pasó de ser uno de los principales exportadores mundiales (1960), a un cultivo poco relevante (1970) y luego a ser una actividad a punto de desaparecer debido a plagas como el gusano rosado y a bajas en los precios internacionales (1990). Afortunadamente la perseverancia de los agricultores y la aplicación de tecnología han permitido el resurgimiento de la actividad y un panorama mucho más atractivo para los productores”, explicó Bitia Osorio Trejo, responsable del segmento de negocios de semillas de la División Crop Science de Bayer de México.

“Los productores de algodón en México se han sobrepuesto a un gran número de obstáculos, que van desde el combate a plagas y las condiciones climáticas, hasta la competencia con las importaciones de algodón desde Estados Unidos; la falta de infraestructura para el almacenamiento, el acceso limitado al financiamiento; el encadenamiento productivo e incluso la incertidumbre recurrente para la aplicación de semillas. Pese a ello, este sector es un modelo de perseverancia para el crecimiento constante”, sostuvo Matías Correch, responsable de la División Crop Science de Bayer de México.

Desde hace 20 años se introdujeron semillas de algodón resistentes, lo que disminuyó de manera significativa los costos de producción por el control de plagas, pues, por ejemplo, se redujo de 13 a tres las aplicaciones de agroquímicos en los cultivos, asimismo se ha facilitado la siembra, ya que gracias a éstas el agua se concentra en el fortalecimiento de la planta, evitando su evaporación.

“En Bayer confiamos en que el futuro del algodón mexicano está en la tecnología de semillas, ya que garantiza mayores rendimientos y calidad de la cosecha, a través de cultivos resistentes a variaciones climáticas y plagas, lo cual beneficia al medio ambiente y al consumidor final. Además; gracias al uso de semillas biotecnológicas, los agricultores pueden ofrecer fibra que cumple con los estándares de calidad que la industria textil demanda”, comentó Bitia Osorio.

“Como un empresa comprometida en hacer Ciencia para una Vida Mejor, en Bayer refrendamos nuestro compromiso para la mejora de las prácticas agrícolas en México. Buscamos impulsar a la industria algodonera mexicana a través de investigación y desarrollo en soluciones innovadoras; soporte técnico para los agricultores, así como la búsqueda del diálogo entre los distintos actores de la cadena productiva del algodón a través de foros y espacios de vinculación como el Cotton Club y el Foro Textil”, concluyó Matías Correch.

Última actualización: jueves - octubre 5, 2017

Copyright © Bayer de México S.A. de C.V.

Condiciones Generales de Uso

Aviso de Privacidad

Pie de Imprenta