REVISTA CORPORATIVA

DE BAYER DE MÉXICO

No.103 / 2017

Editorial

Diana Alejandre:

Si no recibes tratamiento,

la vida se va en un respiro

Compañeros de cuatro patas

Si no recibes tratamiento, la vida se va en un respiro

“El tratamiento ha mejorado mi vida”

Presentación de la primera ForwardFarm de Bayer en Italia

Control total

Mi calidad de vida se mermó mucho con el padecimiento, no podía caminar más de 15 metros sin sentirme extremadamente fatigada, hoy eso ha cambiado y me siento bien

  • A los 18 años fue diagnosticada con Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica y después de una larga lucha por encontrar el tratamiento adecuado, hoy recibe el medicamento indicado para su trastorno, lo que le permite sentirse bien.

“Es como si lentamente se te fuera el aliento; para mí subir una escalera o hacer algún esfuerzo cotidiano representa un verdadero reto. Pero nada es más asfixiante que saber que si no cuentas con atención a tiempo y un tratamiento específico, la vida se te puede ir en un respiro”, así define Diana Alejandre a la Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica o HPTEC. Este trastorno es uno de los cinco tipos de Hipertensión Pulmonar, grupo de enfermedades crónicas, incapacitantes y progresivas y potencialmente mortales, que causan vasoconstricción de las arterias pulmonares y en consecuencia resistencia en el lado derecho del corazón. Y lo más grave, es que, al ser poco conocidas, son incomprendidas, subdiagnosticadas y no atendidas de manera adecuada. Se calcula que actualmente en nuestro país hay más de 1 500 pacientes con HPTEC..

Diagnóstico tardío

Cuando apenas tenía 10 años Diana sufría de fuertes hemorragias nasales, por lo cual su papá la llevaba a revisión médica. Sin embargo, el médico que entonces la atendió determinó que el sangrado se debía a un soplo en el corazón, el cual, con el paso del tiempo cedería sin dejar consecuencias.

En los meses siguientes, aunque la frecuencia de las hemorragias disminuyó, seguía presente. “Fue a los 12 años cuando sufrí una crisis muy complicada, experimentaba cansancio excesivo, dolores de cabeza y fuertes mareos, además que tenía sueño todo el tiempo. Mi papá me volvió a llevar al doctor y me realizaron múltiples estudios para descartar la presencia de trastornos como lupus o tuberculosis. Al final, el tratamiento que recibí, era para el lupus”, comenta.

A partir de ese momento, Diana buscó por todos los medios (alópatas y alternativos) un tratamiento que la hiciera sentir bien, pero sin mucha suerte. “Sin embargo a los 18 años tuve una crisis muy fuerte, mi corazón había crecido tanto que aplastaba el estómago y no podía comer casi nada. Y así reanudé la búsqueda de un tratamiento. En 2004 acudí con especialistas del Hospital Militar donde finalmente me diagnosticaron a través de un cateterismo que tenía hipertensión pulmonar. Pero cinco años más tarde, los médicos que me trataban identificaron que padecía un síndrome llamado de anticuerpos antifosfolípidos lo que causa trombosis en las partes inferiores y superiores del cuerpo”, relata Diana.

Por fin el tratamiento correcto

El tiempo siguió su curso y aunque los médicos mantenían el control del padecimiento que afectaba a Diana, en realidad ella no recibía el medicamento diseñado especialmente para su tipo de Hipertensión Pulmonar. “En noviembre de 2014 enteré por medio de un foro médico, que Bayer tenía el medicamento adecuado y específico para el trastorno que padezco. Me puse a investigar sobre las cualidades del fármaco y de qué manera funcionaba. En ese entonces en México aún no se disponía de esta nueva terapia pero llegaría al país en enero del año siguiente. Así que aproveché esos dos meses para contactar a pacientes de otros países que usaban el medicamento y conocer su experiencia con el mismo,” dice.

Los comentarios que Diana recibió por parte de su médico fueron alentadores, porque era candidata para usar la nueva terapia, por lo que decidió solicitarlo a las instituciones de salud pública. Sin embargo, los médicos del Hospital Siglo XXI le dijeron que no era fácil conseguir el fármaco. “Soy abogada de profesión y comencé a hacer las gestiones necesarias para sensibilizar a la autoridad para que entiendan que es necesario proporcionar el medicamento a los pacientes para que no siga empeorando su calidad de vida. Apelando el derecho que tengo a la salud, conseguí que se me proporcionara el medicamento. Hoy puedo decir que el fármaco funciona y me siento muchísimo mejor”, asegura Diana.

“Mi calidad de vida se mermó mucho con el padecimiento, no podía caminar más de 15 metros sin sentirme extremadamente fatigada. Hoy eso ha cambiado y me siento bien”.

Actualmente Diana Alejandre dirige LatidO2 A.C., una Asociación Civil sin fines de lucro, que ha sido creada con el fin de darle apoyo al paciente de Hipertensión Pulmonar en sus 5 grupos (catalogados así por la Organización Mundial de la Salud), así como las Enfermedades Raras y /o huérfanas, y a través de la cual se logren realizar acciones, no solo para difundir el padecimiento, informar y otorgar asesoría jurídica al paciente; sino también para otorgar apoyo con profesionales comprometidos.

Última actualización: jueves - octubre 5, 2017

Copyright © Bayer de México S.A. de C.V.

Condiciones Generales de Uso

Aviso de Privacidad

Pie de Imprenta