Editorial

El Grupo adoptará un amplio paquete de medidas relativas a la cartera de negocio

 Bayer fortalecerá los negocios

de ciencias de la vida

// El Grupo prevé desprenderse de su negocio de Animal Health y de las marcas Coppertone™ y Dr. Scholl’s™ de Consumer Health y vender su participación del 60% en Currenta, un proveedor de servicios a las sedes en Alemania.

// Las medidas de eficiencia y estructurales mejorarán la competitividad y aportarán 2,600 millones de euros anuales a los resultados a partir de 2022, incluidas las sinergias previstas por la adquisición de Monsanto.

// Parte del ahorro se reinvertirá en los negocios principales

// Se estima que las medidas estructurales y de eficiencia conllevarán la supresión de unos 12,000 puestos de trabajo -muchos de ellos en Alemania- sobre una plantilla mundial de 118,200 empleados.

El Grupo Bayer pretende reforzar sus negocios principales de ciencias a través de una serie de medidas relativas a la cartera de negocio, la eficiencia y la estructura, diseñadas para impulsar la productividad y la innovación mejorando al mismo tiempo la competitividad de forma significativa. El Consejo de Administración de Bayer AG discutió los planes expuestos por el Consejo de Dirección y expresó su respaldo. Con estas medidas, la compañía abre la vía a un éxito empresarial sostenible en unos mercados atractivos con expectativas de crecimiento a largo plazo. “En los últimos años hemos realizado excelentes avances en la evolución estratégica de Bayer.

Al adoptar estas medidas estamos sentando las bases para mejorar de forma sostenible el rendimiento y la rentabilidad de Bayer, afirmó Werner Baumann, presidente del Consejo de Dirección de Bayer. Con estas medidas colocaremos a Bayer en una situación óptima para su futuro como empresa de ciencias de la vida”.

 

Priorización de los negocios principales de ciencias de la vida

Bayer pretende aplicar las medidas relativas a la cartera de negocio en 2019. La empresa tiene la intención de dejar el negocio de Animal Health y está valorando las opciones disponibles para ello. Aunque el área presenta buenas perspectivas de crecimiento en un mercado atractivo, Bayer quiere destinar los recursos de inversión que serían necesarios para impulsar la unidad Animal Health a sus negocios principales, las divisiones Pharmaceuticals, Consumer Health y Crop Science.

Por lo que se refiere a Consumer Health, la compañía ha puesto en marcha medidas destinadas a que la división pueda volver a crecer con el mercado en los próximos años y mejorar su rentabilidad. Entre estas medidas figura la salida planificada de algunas categorías de producto que presentan un potencial de desarrollo más favorable fuera de Bayer. Además de la venta ya anunciada de los productos dermatológicos sujetos a receta médica, Bayer analizará en los próximos meses sus opciones estratégicas para desprenderse de sus líneas de productos de protección solar (Coppertone®) y podología (Dr. Scholl’s®). Con ello, la compañía pretende centrarse en impulsar el crecimiento rentable de las categorías principales de Consumer Health.

Además, Bayer está en conversaciones sobre la venta de su participación de 60% en Currenta, un proveedor de servicios para sedes en Alemania. Tras el éxito de la separación de Covestro, el uso que hace Bayer de los servicios de Currenta ya no justifica esta participación del 60%.

 

Medidas para mejorar la competitividad y la innovación

Además de las medidas previstas en cuanto a la cartera de negocio, Bayer aspira a mejorar significativamente su estructura de costos. El objetivo de la compañía es seguir fortaleciendo la innovación y la productividad, acelerar el acceso a las tecnologías del futuro y continuar mejorando la competitividad y la rentabilidad. En ese contexto, la empresa buscará lograr una mayor eficiencia en todos sus departamentos y servicios de apoyo.

Bayer prevé que las medidas estructurales y de eficiencia supongan a partir de 2022 una aportación anual a los resultados de 2,600 millones de euros, cifra que incluye las sinergias previstas por la adquisición de Monsanto. Las medidas conllevarán la reducción de unos 12,000 de los 118,200 puestos de trabajo en todo el mundo. Una parte significativa de los empleos afectados corresponde a Alemania. Los detalles se irán concretando en los próximos meses. Está previsto que parte de los fondos así liberados se empleen para fortalecer la innovación y la competitividad de las divisiones. “Tan solo de aquí al final de 2022 prevemos invertir un total de unos 35,000 millones de euros en el futuro de nuestra empresa: la investigación y el desarrollo (I+D) supondrán más de dos terceras partes de esa cifra, y los gastos de capital, algo menos de una tercera parte”, afirma Baumann.

 

Se prevén medidas de eficiencia y estructurales en todas las divisiones, departamentos, plataformas nacionales y servicios

En la División Pharmaceuticals, un paso esencial será poner más énfasis en la innovación externa, además de seguir impulsando con éxito la línea de I+D. Entre las medidas figura el desarrollo acelerado del modelo de innovación y la reestructuración de las actividades de I+D internas. Los recursos liberados con la reducción de las capacidades internas se destinarán a reforzar la inversión en modelos de investigación colaborativa e innovaciones externas.

Por lo que se refiere a Consumer Health, se pondrán en marcha medidas que permitan a la división volver a crecer con el mercado en los próximos años y mejorar su rentabilidad. Aparte de las medidas previstas en cuanto a la cartera de negocio, la estructura organizacional se adaptará para poder afrontar con éxito un entorno de mercado en rápido cambio.

En la División Crop Science, la prioridad es impulsar con éxito la integración del negocio adquirido. Como ya se comunicó en su momento, Bayer espera que las sinergias de la integración aporten anualmente 1,040 millones de euros (1,200 millones de dólares) al EBITDA antes de extraordinarios a partir de 2022.

Esta cifra, que comprende 870 millones de euros (1,000 millones de dólares) en sinergias de costos, ya está incluida en el objetivo de contribución a los resultados señalados anteriormente.

Los mencionados cambios en las divisiones y los esfuerzos por racionalizar la cartera de negocio se complementarán con amplios ajustes en toda la compañía, especialmente en las áreas centrales, los departamentos de servicio, los servicios al negocio y las plataformas nacionales.

El objetivo de estos ajustes es poner en práctica una estructura organizacional e infraestructura eficientes que presten el mejor apoyo posible a los negocios de Bayer y a los clientes de la empresa.

“Los cambios son necesarios y sientan las bases para que Bayer mejore su rendimiento y su agilidad.

Con estas medidas aspiramos a sacar el máximo partido del potencial de crecimiento de nuestros negocios”, afirmó Baumann. “Somos conscientes de la gravedad de estas decisiones para nuestros empleados. Como ha sucedido en el pasado, aplicaremos las medidas previstas de modo equitativo y responsable”.