Editorial

El Bee Care Center realizará estudios en México

Bayer en busca de la abeja maya

Durante más de 30 años, Bayer ha protegido la salud de las abejas e investigado ampliamente los múltiples factores que las afectan, principalmente tomando como base el vínculo existente entre estos polinizadores y la producción agropecuaria (agricultura y miel). De entrada, uno de los criterios que determinan que una molécula de Bayer para la protección de cultivos llegue al mercado es que ésta controle una plaga al mismo tiempo que no afecte a las abejas y otros organismos benéficos.

Hoy se conoce que del trabajo productivo de las abejas dependen 8 de cada 100 toneladas de alimento en el mundo y existe un debate público sobre cuáles deben ser las mejores prácticas de manejo de estos valiosos insectos, incluyendo la alimentación, el control de enfermedades y parásitos, la comunicación entre apicultores y agricultores, el uso de nuevas tecnologías y manejo adecuado de las mismas, entre otras.

La atención mundial está puesta básicamente en la especie Apis melífera, originaria de Europa y productora de miel por excelencia, sin embargo, a la par de los esfuerzos de Bayer antes descritos y dirigidos al bienestar del popular insecto, la empresa desarrolla investigación sobre otras especies de abejas en África, Asia y Latinoamérica lo cual cobra importancia en la meta de equilibrar ecosistemas.

Juliana Jaramillo, parte del equipo científico del Bee Care Center de Bayer en Monheim y responsable de los proyectos científicos en el área de agricultura sostenible de éste, planea realizar un proyecto de investigación en México, en colaboración con El Colegio de la Frontera Sur, para identificar y profesionalizar la crianza y uso de “meliponinos”, especies nativas de abejas sin aguijón que pueden ser muy útiles para la producción agrícola: “Existen en México una gran cantidad de especies nativas como la abeja maya, la abeja congo, entre otras que hoy se manejan con prácticas milenarias que bien podrían transitar hacia un esquema apícola importante”.

Los estudios serán realizados en Chiapas para observar el comportamiento de estas “meliponas” durante la polinización de cultivos como rambután, café, mango y vainilla: “La vinculación con investigadores, apicultores y agricultores locales para un trabajo de esta naturaleza es muy importante. Estamos hablando de la posibilidad de potenciar en gran medida las poblaciones de abejas y de rescatar estas especies cuyo trabajo de polinización y para la producción de miel podría ser mucho más eficiente por su capacidad natural de adaptación a las condiciones geográficas de México”.

Además del trabajo exploratorio de la doctora Jaramillo, su visita a México incluyó visita a stakeholders clave como las autoridades regulatorias del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Alimentaria, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México con quienes fue posible intercambiar información sobre el avance de iniciativas relacionadas con la salud de los polinizadores y las amenazas multifactoriales que los asechan y en cuya defensa trabaja Bayer permanentemente.