Editorial

Impulso a la agricultura por goteo

Lograr que cada gota cuente

// “Los recursos de agua a nivel mundial están bajo amenazas graves como consecuencia de factores como el cambio climático”, afirma Jan Lundqvist, asesor científico del Instituto Hídrico Internacional de Estocolmo (SIWI, por sus siglas en inglés) de Suecia.

En la actualidad se está presentando una escasez severa de agua en muchas regiones del mundo. “En general, aproximadamente mil 200 millones de personas, o casi una quinta parte de la población mundial, ya viven en áreas de escasez y esta tendencia va en aumento”. agrega Lundqvist.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para 2025 habrá 1,800 millones de personas viviendo en regiones con una escasez absoluta de agua y dos terceras partes de la población mundial podrían estar viviendo bajo condiciones en las que no hay el vital líquido suficiente a causa del cambio climático.

Para los agricultores este aumento en la escasez de agua es amenazante debido a que su trabajo depende directamente de este recurso valioso.

“Con frecuencia, el agua está relativamente más limitada que la tierra y esto es incierto. En principio, aunque no en la práctica, se pueden producir alimentos sin tierra, pero no sin agua”, afirma Lundqvist. De hecho, el 70 por ciento del suministro global de agua dulce se utiliza para apoyar la producción agrícola.

La irrigación por goteo utiliza sensores de la humedad del suelo que proporcionan información exacta acerca de cuánta agua se necesita en un punto específico en el ciclo de vida de una planta, automatizando el proceso de aplicación. De esta manera, la irrigación por goteo administra agua en el momento preciso en el que sea necesario.

Este uso más eficiente del agua se traduce en enormes ahorros económicos para los agricultores. De hecho, la irrigación por goteo proporciona eficiencia del uso del agua de más de 95 por ciento. Esto se traduce en una reducción del uso del agua de más del 40 por ciento sobre los métodos de irrigación tradicionales. Bayer y su socio Netafim están enfrentando el problema de la escasez de agua con la solución de irrigación DripByDrip. En este nuevo enfoque, tanto el agua como los productos fitosanitarios se distribuyen en todo el campo mediante el sistema de irrigación por goteo y luego se administran directamente en las raíces de los cultivos. Actualmente, el sistema se enfoca en la producción de frutas y verduras en todas las regiones áridas y semiáridas del mundo, y posteriormente apoyará a cultivos como el algodón, la caña de azúcar y el arroz.

Jan Lundqvist

Asesor Científico Senior del Instituto Hídrico Internacional de Estocolmo