• Lucha Contra el Riesgo
    de los Mosquitos

    Investigadores de Bayer apuntan a tratar a Zika, Malaria y Dengue

    show caption

    Chupasangre peligrosos: el aspecto casi elegante del mosquito de Egipto (Aedes aegypti) es engañoso. El mosquito con las rayas blancas mide solo tres a cuatro milímetros, pero en muchas partes del mundo está clasificado como uno de los insectos más temidos.

Filigranas, minúsculos, pero extremadamente peligrosos: los mosquitos transmiten numerosas enfermedades y amenazan la salud de miles de millones de personas. La lucha contra estos animales es difícil y, además, cada vez desarrollan más resistencias contra los insecticidas existentes. En todo el mundo, investigadores de Bayer trabajan en controlar a los transmisores de enfermedades y proteger a las personas contra las mismas. Ahora, dos productos novedosos pueden ayudar a hacerlo.

Story check

  • El reto:
    Los mosquitos portadores de enfermedades se están extendiendo cada vez más en todo el mundo y son resistentes a los insecticidas disponibles.
  • Solución:
    Los investigadores de Bayer están desarrollando nuevas sustancias de control de mosquitos que pueden ayudar a manejar las resistencias como parte de un enfoque integrado de control de vectores.
  • Benefit:
    Los investigadores de Bayer están desarrollando nuevas sustancias de control de mosquitos que pueden ayudar a manejar las resistencias para detener la propagación de enfermedades.

El mayor enemigo de Brasil porta un uniforme de batalla blanco y negro. Mide solo pocos milímetros, pero es más malicioso que cualquier depredador: el mosquito de Egipto. Su hambre de sangre humana hace extremadamente peligroso al Aedes aegypti: en Sudamérica, puede estar infectado con virus de dengue, fiebre amarilla, chikunguya o Zika. Pero los insectos también son peligrosos en todo el mundo: alrededor de tres mil millones de personas corren el riesgo de sufrir por enfermedades transmitidas por mosquitos. Cada año mueren más de 700 mil personas, mayormente de malaria (transmitida por mosquitos de la especie Anopheles), fiebre amarilla o dengue. "Así, el mosquito es el animal más letal del mundo”, explica Frederico Belluco, responsable de Marketing and Vector Control para Latinoamérica en Environmental Science de la División Crop Science de Bayer en Brasil. Apoya el trabajo conjunto contra los mosquitos. Él y sus colegas tienen en la mira sobre todo la especie Aedes

Vista 360° de un virus Zika

Los mosquitos de Egipto se han adaptado muy bien a la vida cerca de los humanos

En ocasiones, una sola picadura es ya una sentencia de muerte, si el mosquito transmite agentes patógenos. Para cada quinto enfermo de fiebre amarilla, la ayuda llega entonces demasiado tarde. Y una infección de Zika en mujeres embarazadas puede causar microcefalia en su bebé, una malformación cerebral que con frecuencia produce discapacidades mentales o la muerte. Las imágenes de recién nacidos con el cráneo atrofiado atraen mucho la atención en el brote de Zika actual en Sudamérica, pero solo constituye una pequeña porción en el problema global de los mosquitos.

Más de

3 billones

de personas corren el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por los mosquitos.

En los laboratorios de screening de Bayer en Monheim los investigadores prueban la efectividad de nuevas sustancias destinadas a detener los mosquitos y, así, las enfermedades que transmiten.


"Ningún país en el mundo ha logrado hasta ahora controlar a largo plazo los mosquitos”, dice Belluco, pues el mosquito es un verdadero artista de la supervivencia -resistente y adaptable como ningún otro ser vivo. La descendencia no es muy exigente, una corcholata llena de agua de lluvia es suficiente para la incubación. Después de pocos días eclosionan tropas de mosquitos. Cada vez con mayor frecuencia, los insecticidas convencionales son inefectivos. Los investigadores se encuentran frente a dos problemas enormes: "Por un lado, los mosquitos se vuelven resistentes contra los ingredientes activos existentes, y por el otro, a menudo es difícil acceder a los seres diminutos y controlarlos eficientemente”, explica Federico Belluco.

Los investigadores hace tiempo que buscan agentes eficaces contra los transmisores de enfermedades

Ahora, los investigadores de Bayer persiguen un nuevo esquema muy prometedor contra los transmisores de la malaria: el primer proyecto de producto que se basa en una combinación especial de dos ingredientes activos, Fludora Fusion. Durante seis años, los investigadores trabajaron en la composición adecuada del agente. Pronto podría estar disponible para el uso contra los transmisores zumbadores de enfermedades.

Así lo espera también el doctor Kurt Vandock, Senior Scientist en el negocio de Environmental Science de la División Crop Science en los EE.UU. "Simplemente no acepto que las personas mueran por causa de los mosquitos”, dice el investigador. Vivió desde temprano lo mucho que los mosquitos amenazanla vida de las personas: antes de estar en Bayer, el doctor Vandock se desempeñó como capitán del ejército estadounidense en Oriente Medio. Ahí presenció la muerte de muchas personas por enfermedades transmitidas por mosquitos, entre ellas la malaria.

Cada año, más de

700,000

personas mueren como resultado de picaduras de mosquitos, principalmente de malaria, fiebre amarilla o dengue.

Acontecimientos en la investigación de insecticidas para el control de vectores

La mejor manera de prevenir la propagación de enfermedades transmitidas por mosquitos es controlar el vector. Una cronología de los éxitos de la investigación:

1959: Bayer desarrolla Propoxur

El insecticida es lanzado en 1961.

1970s: Bayer asume un papel de liderazgo en la investigación de control de vectores

1971: Ficam es probado
Bendiocarb, un aerosol residual de interior (IRS), se utiliza como insecticida para el control de mosquitos a este día.

1980s: Bayer lanza K-Othrine
El insecticida contiene el principio activo deltametrina del grupo de sustancias piretroides. El producto se utiliza como un IRS, un spray espacial y para impregnar mosquiteros.

1990s: Se lanzan Aqua K-Othrine y Aqua Reslin Super
Estos son los primeros aerosoles espaciales para emplear una nueva tecnología, Film Forming Aqueous Spray Technology (FFAST), y se utilizan para combatir mosquitos adultos en vuelo al aire libre sin liberar hidrocarburos volátiles.

2000s: Lanzamiento de K-Otab
Este producto se puede utilizar para impregnar mosquiteros.

2012: Introducción de LifeNet
Los investigadores de Crop Science encuentran una manera de incorporar su principio activo recomendado por la OMS deltametrina en fibras de polipropileno. Estas fibras pueden utilizarse para fabricar mosquiteros más suaves, fuertes y eficaces durante más tiempo que sus predecesores. Los insecticidas en las fibras de estas Redes Insecticidas de Larga Duración (LLIN) permanecen efectivos hasta 30 lavados o más de 3 años. LifeNet no es un éxito comercial, por lo que la producción se detiene a finales de 2015.

2013: K-Othrine PolyZone es recomendado por la OMS
PolyZone es el producto de una colaboración entre Bayer y el Innovative Vector Control Consortium. El producto es recomendado por el Programa de Evaluación de Plaguicidas de la OMS (WHOPES).

2015: Lanzamiento de DeltaGard en Estados Unidos
Gracias a su formulación especial, este spray espacial puede utilizarse a dosis 80 veces menores que los productos comparables. DeltaGard es actualmente el único producto de su clase que no contiene compuestos orgánicos volátiles (COV) y está basado en agua. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) otorgó la clasificación de productos de riesgo reducido raramente conferida.

2015: Bayer presenta FludoraTM Fusion a la OMS, el primer producto IRS con un modo de acción bidireccional.

50

por ciento de la población humana del mundo
vive en una zona de riesgo de dengue.

Un control vectorial eficaz puede ayudar a controlar la transmisión de enfermedades

"La armada de succionadores de sangre es más peligrosa que cualquier ejército enemigo. En los últimos diez años, el número y la difusión del Aedes aegypti han explotado a nivel mundial”, dice el doctor Vandock. La creciente población mundial, el turismo y la urbanización hacen que sea fácil que el mosquito pueble nuevas regiones y se multiplique rápidamente: "Quien quiera controlar el dengue o Zika, tiene que poder combatir efectivamente a los mosquitos”, indica el doctor Vandock. Los expertos hablan entonces de control vectorial. Todos los animales se consideran entonces vectores que transmiten enfermedades. Desde hace cerca de 60 años, Bayer se compromete en este campo. Esto incluye, por ejemplo, el desarrollo de redes para insectos y distintos insecticidas. "Un control vectorial exitoso reduce dramáticamente la población de mosquitos y evita o limita la propagación de agentes patógenos”, señala el doctor Vandock.

Los mosquitos no conocen fronteras

Dengue - la amenaza tropical

Los enfermos de dengue sufren primero brotes de fiebre y síntomas similares a una gripa. En casos graves, pueden ocurrir sangrados internos y fallas en los órganos. Hasta el momento no existe ningún medicamento eficaz contra el dengue. Desde finales de 2015 hay una vacuna contra el virus. El agente patógeno está particularmente difundido en Asia, Centroamérica y Sudamérica. De acuerdo con estimaciones de la OMS, cada año enferman hasta 100 millones de personas. Los mosquitos transmisores son las hembras del mosquito de la fiebre amarilla o mosquito de Egipto (Aedes aegypti), el cual existe sobre todo en el trópico, así como el mosquito tigre (Aedes albopictus), quien es oriundo originalmente de los trópicos y subtrópicos del sur y sureste de Asia. Contrario al mosquito Anopheles que transmite la malaria, el cual solo sale de caza con el crepúsculo, el Aedes también está activo durante el día. Así incrementa inmensamente sus posibilidades de encontrar una víctima para picar

Zika - alto riesgo para los nonatos

Los investigadores descubrieron el virus del Zika en 1947 en monos para ensayos en el bosque de Zika en Uganda. Al igual que el dengue, es transmitido a las personas por los mosquitos hembra de la especie Aedes. Las hembras necesitan de la proteína en la sangre humana para su descendencia. En la actualidad, el virus se propaga sobre todo en Centro y Sudamérica así como en Asia e infecta ahí a millones de personas. Solo cerca de 30% de las personas infectadas desarrollan síntomas como erupción cutánea, dolor de cabeza, de articulaciones y musculares y, en ocasiones, fiebre.

Malaria - África es la zona de riesgo

El agente patógeno de la malaria es transmitido por mosquitos hembra de la especie Anopheles. La enfermedad se ha propagado principalmente en África, Asia y Sudamérica, siendo África la más afectada con cerca de 90% de los casos. Es causada por agentes patógenos unicelulares de la especie Plasmodium, que atacan a los glóbulos rojos en el cuerpo humano. Los síntomas son fiebre alta, dolor de cabeza, escalofríos, sudoración, náuseas, mareo y dolor en las extremidades. Sin tratamiento, la malaria puede dañar el sistema nervioso o causar daños en órganos, lo cual con frecuencia tiene un desenlace letal. A esto se agrega la así llamada malaria cerebral, en la que el parásito obstruye los finos capilares del cerebro.

En todo el mundo, cada año mueren al menos 425 mil personas por malaria tropica, por lo general niños menores a cinco años - a pesar de que existe tanto una profilaxis como también medicamentos.

Con este objetivo también trabaja su colega alemán, el doctor Sebastian Horstmann, responsable del laboratorio Screening en la División Crop Science. En sus laboratorios de ensayos en Monheim analiza detalladamente nuevos ingredientes activos y formulaciones para insecticidas. "Actualmente hay solo pocas clases distintas de insecticidas recomendados por la OMS para el control de mosquitos”, explica el doctor Horstmann. Los productos utilizados hasta el momento contienen solo un ingrediente activo cada uno. Esto genera cada vez más problemas: "En cuanto un mosquito es resistente a un ingrediente activo, el producto ya no es efectivo contra él en el grado inicial”, dice el experto de Bayer. "Una combinación de dos insecticidas con mecanismos de acción distintos podría ser de ayuda.” Así se podrían lograr efectos complementarios.

La resistencia debe evitarse de lo contrario los productos se vuelven rápidamente ineficaces

Por ello, desde 2010 Bayer está siguiendo un nuevo camino contra los mosquitos transmisores de la malaria: mediante una combinación de dos ingredientes activos se busca lograr un efecto más sólido contra los mosquitos. "De este modo, también se puede dificultar y retrasar el desarrollo de resistencias”, explica el investigador de Bayer. Si existe una resistencia a un ingrediente activo, siempre puede seguir actuando el otro. "En la agricultura ya ha demostrado varias veces su valía la combinación de dos ingredientes activos en un producto.” Ahora, los investigadores aplican este principio también en el control de mosquitos, y con éxito: "Una mezcla de dos insecticidas es una solución muy efectiva cuando existe el riesgo de resistencias”, confirma el doctor Frédéric Schmitt, responsable del Science Senior Global Project en la División Crop Science en Lyon. Y dado que los investigadores basaron su nuevo agente Fludora Fusion en dos ingredientes activos aprobados en muchos países, se redujo inmensamente el tiempo de desarrollo. En vista de la situación de emergencia urgente en los países afectados, esto es un punto a favor muy importante, pues mientras antes esté disponible un agente y ayude a controlar a los transmisores de la enfermedad, más personas se pueden proteger.

Los requisitos para un producto eficaz y seguro son altos

Aun así, de la idea hasta el producto terminado, los investigadores de Bayer tuvieron que superar un obstáculo: primero tuvieron que encontrar una receta para el producto que pudiera combinar dos ingredientes activos distintos con características parcialmente diferentes. Posteriormente pudieron iniciar la segunda fase de prueba en los laboratorios de Screening -y encontrar respuestas a numerosas preguntas: ¿Qué concentraciones deben tener los ingredientes activos para que sean perfectamente suficientes para actuar efectivamente contra los mosquitos, pero a la vez ser tan poca su cantidad que sean inocuos para las personas y el medio ambiente? ¿Cuánto dura el spray aplicado sobre paredes? ¿Cómo influyen las condiciones externas en el efecto de las sustancias, como el pH de las paredes de concreto? Y, ¿existen tipos de mosquitos que no reaccionen a la nueva formulación, es decir, a la composición del agente? El equipo de desarrollo de Environmental Science verificó el efecto de Fludora Fusion en muchos tipos de mosquitos que presentan distintas resistencias.

Las pruebas fueron exitosas. Se trata entonces del primer Indoor-Residual-Spray (IRS) para el control de mosquitos cuyo mecanismo de acción se basa en dos sustancias activas diferentes. Ahora se está verificando si la OMS aprueba el spray para la protección de la salud pública contra los mosquitos de la malaria. En total existen tres categorías de sprays de insectos contra mosquitos adultos. Sus requisitos son distintos dependiendo del lugar donde deban actuar: en paredes internas, en el aire (para controlar insectos que estén volando) o en paredes externas.

Sólo cuando la población local trabaja en conjunto con expertos en control de vectores es que hay una oportunidad de éxito.

Un producto para el control de mosquitos tiene una composición distinta dependiendo de su aplicación

Un IRS como Fludora Fusion debe durar el mayor tiempo posible sobre la superficie, antes de tener que volver a aplicar: "Buscamos tiempos de acción de más de seis meses”, dice el doctor Horstmann.

El doctor Kurt Vandock, Senior Scientist, Crop Science EE.UU., se reunió con el director de CDC*, doctor Tom Frieden (de izq. a der.).
El doctor Frédéric Schmitt, Senior Global Project Leader, Crop Science Lyon (al centro) probó nuevos productos contra el dengue junto con colegas en el lugar y el Institute of Medical Research en Malasia.

Los Space Sprays, en cambio, se desarrollan para el uso externo y protegen áreas más grandes al combatir de inmediato mosquitos adultos. Solo deben actuar por corto tiempo, directamente en el momento de su aplicación. El desarrollo Space Spray más reciente de Bayer se lanzó al mercado ahora en EE.UU. DeltaGard utiliza una tecnología que actúa incluso en dosis pequeñas y que es inocuo de acuerdo con la autoridad ambiental estadounidense EPA. "Los ingredientes activos volátiles como la transflutrina, que utilizamos en el nuevo Fludora Space Spray, son especialmente ventajosos para ello”, dice el experto en insecticidas. La transflutrina pertenece al grupo de los insecticidas piretroides, pero la estructura molecular se diferencia de la mayoría de los ejemplares de esta clase. "Así, los insectos resistentes a los piretroides convencionales,no pueden hacer que la transflutrina sea inocua y, por ello, no son resistentes a la misma”, explica el señor Horstmann. La enzima que normalmente descompone el ingrediente activo en el mosquito, no encuentra ningún punto para acoplarse y no puede desactivar la sustancia. Se prevé que en 2018 llegue el Fludora Space Spray al mercado y ayude a combatir los mosquitos.

Un buen agente también se debe aplicar correctamente para poder actuar de manera óptima

Otro esquema para controlar las poblaciones de vectores, sobre todo en EE.UU., son los Outdoor-Residual-Sprays, con los cuales se rocían las paredes externas de las casas. "El spray y los ingredientes activos en él deben resistir al viento y al clima. Por ello es importante no solo el ingrediente activo, sino la composición exacta”, explica el doctor Horstmann. También analiza la composición en sus laboratorios: "En la formulación actual, utilizamos una matriz polimérica que retiene el ingrediente activo una vez que se aplicó sobre la superficie. De este modo, la sustancia es más resistente contra las influencias del clima”, explica el experto. Para verificarlo, no hay nada que detenga a los investigadores: el doctor Horstmann rocía distintos materiales de construcción y deja que llueva sobre ellos en el laboratorio, para verificar cuánto tiempo perdura realmente el Outdoor-Residual-Spray. Así, los investigadores llegan en algún momento a la formulación óptima. Con este concepto, los investigadores desarrollaron un producto, Suspend PolyZone, que actualmente se utiliza como Outdoor-Residual-Spray en EE.UU. "La carrera evolucionaria entre biólogos y mosquitos es un trabajo de nunca acabar. Pero se ve muy prometedor para nosotros”, agregó el doctor Horstmann.

El doctor Sebastian Horstmann analiza nuevas formulaciones de insecticidas en sus laboratorios de pruebas en Monheim.

Entrevista: Hilary Ranson

"Utilizar los nuevos insecticidas con prudencia"

research conversó con la profesora Hilary Ranson sobre estrategias contra las resistencias a los insecticidas. Dirige el departamento de Biología de Vectores en la Liverpool School of Tropical Medicine y creó en 2011 el "Liverpool Insect Testing Establishment” (LITE). El instituto verifica la eficacia de los nuevos insecticidas en tipos de mosquitos resistentes, centrándose en la malaria.

¿Cuál es el reto en la lucha contra los mosquitos transmisores de enfermedades?

El mayor problema es la creciente resistencia de los mosquitos a los pocos insecticidas eficaces de los que disponemos.

¿Existe siquiera una manera de prevenir las resistencias?

En teoría, podemos adelantarnos a la formación de resistencias planeando cuidadosamente desde antes el uso de las clases de insecticidas con distintos mecanismos de acción. Los expertos lo llaman Gestión de Resistencia a los Insecticidas, abreviado IRM. En la práctica, esto significa que se deben utilizar alternadamente los piretroides, carbamatos y organofosfatos. El IRM es más efectivo si se reemplaza un insecticida antes de que siquiera surjan resistencias.

¿Por qué no funciona esto siempre en la realidad?

Lamentablemente, en el uso diario los insecticidas apenas se reemplazan cuando ya existen resistencias o el producto utilizado ya no actúa, y no cuando sería razonable utilizar otro ingrediente activo.

¿Existe una esperanza de éxito a pesar de esto?

El uso de otros métodos que no se basen en insecticidas será más importante en el futuro. Me aventuro a tener una perspectiva optimista respecto a lo que viene: probablemente se tengan nuevos insecticidas hasta finales de esta década. Debemos utilizarlos desde el principio de forma prudente para que las nuevas resistencias surjan lo más tarde posible o ni siquiera surjan.

Aun así: no es suficiente simplemente desarrollar un buen producto. "También se debe aplicar correctamente”, dice Belluco. "En la lucha contra las enfermedades y sus transmisores, la información y la colaboración activa de la población son esenciales.” Pues sobre todo las personas en las zonas de peligro tienen que conocer a qué adversario se enfrentan. "Solo si la población y los investigadores colaboran, existe una posibilidad de éxito”, añade Belluco. "Solo así podemos salvar vidas.” Por ello, capacitadores especialmente entrenados les enseñan en Brasil a las personas en el lugar la mejor manera de evitar que se reproduzcan los mosquitos y cómo aplicar correctamente los insecticidas y los respectivos utensilios. O, como lo formula el doctor Vandock: "Cualquier ejército se puede atacar, incluso el escuadrón aéreo blanco y negro de los mosquitos, solo hay que saber cómo.”