• Pequeña píldora contra un gran trastorno hormonal

    Ayuda para Mujeres con Síndrome de Ovario Poliquístico

    show caption

    Quistes en los ovarios (El ovario derecho en este caso) dan el síndrome de su nombre. Se encuentran en el 80 por ciento de los pacientes con SOP.

Millones de mujeres padecen del síndrome del ovario poliquístico (SOPQ) -una enfermedad que genera la virilización de su cuerpo y sobrepeso. Investigadores de Bayer desarrollan ahora una terapia novedosa contra uno de los trastornos hormonales más difundidos entre las mujeres.

Story check

  • El reto:
    De cinco a diez por ciento de todas las mujeres en edad fértil sufren de un trastorno metabólico conocido como síndrome de ovario poliquístico o PCOS para abreviar. Dependiendo de cómo se manifieste la condición, que sufren de obesidad, infertilidad y desarrollo de las características del cuerpo masculino.
  • Solución:
    Los investigadores de Bayer están trabajando en un nuevo tratamiento para los pacientes que sufren de este trastorno hormonal.
  • Beneficio:
    La nueva sustancia activa podría proporcionar un alivio considerable a millones de mujeres afectadas. Además, los investigadores de Bayer también quieren aprender más sobre las causas de la condición.

Cuando las hormonas se comportan tan alocadamente, las mujeres lo viven como un ataque masivo a su feminidad: pierden cabello, y al mismo tiempo prolifera vello en la barbilla, el labio superior, el pecho y alrededor del ombligo. La piel se torna grasosa y brotan granos. El ciclo menstrual es irregular. Constantemente dejan de aparecer la ovulación y el sangrado mensual y algunas mujeres afectadas son estériles. También cambia el metabolismo, aparece sobrepeso u obesidad y arteriosclerosis (calcificación en los vasos sanguíneos) con mayor frecuencia que el promedio. Además de las molestias físicas, los síntomas con frecuencia también afectan intensamente la psique de las mujeres en cuestión -se sienten en parte estigmatizadas.

En la mayoría de los casos, estas mujeres padecen un trastorno metabólico llamado síndrome del ovario poliquístico (SOPQ). Entre cinco y 10 por ciento de todas las mujeres en edad de procrear lo presentan. Por lo general, la enfermedad se diagnostica por primera vez entre los 20 y los 30 años de edad, pero las primeras señales aparecen desde antes.

i

Malhechor atractivo: la hormona sexual masculina testosterona, en la imagen muy amplificada en forma de cristal, también se genera en el cuerpo femenino. Si una mujer produce demasiadas hormonas masculinas, a menudo tendrá que luchar con vello excesivo en el cuerpo (por ejemplo, crecimiento de barba), esterilidad o arteriosclerosis.

SOPQ: un exceso de andrógenos

"El resultado principal en caso de SOPQ es un exceso de hormonas sexuales masculinas -llamadas andrógenos-, que circulan en la sangre de las mujeres”, explica Thomas Zollner, responsable de Investigación de Terapias Ginecológicas en Bayer. La enfermedad le debe su nombre a los quistes en los ovarios que aparecen en la mayoría de las mujeres afectadas. Si bien los quistes no causan ninguna molestia en sí, pueden generar infertilidad.

"En congresos especializados en ginecología, escucho con mucha frecuencia la urgencia con la que se requiere una opción de tratamiento”, dice el biólogo Martin Fritsch, Senior Scientist en la División Pharmaceuticals de Bayer en Berlín. "En EE.UU. no existe ninguna terapia aprobada para esta enfermedad, la cual viene acompañada de una mayor mortalidad.” Junto con su equipo, desarrolla un ingrediente activo para una nueva terapia que podría aportarles considerables alivios a millones de mujeres afectadas. El ingrediente activo bloquea los receptores centrales de los andrógenos y ya pudo probarse con éxito en ensayos preclínicos. En la siguiente etapa, se probaría en un primer estudio clínico.

En congresos especializados en ginecología, escucho con mucha frecuencia la urgencia con la que se requiere una opción de tratamiento

Investigación para mujeres: el doctor Martin Fritsch (der.) desarrolla junto con colegas como Juliane Hundt un nuevo ingrediente activo contra el trastorno hormonal femenino.

Pero no solo la búsqueda de un medicamento adecuado es un reto: también el diagnóstico de la enfermedad es por lo general complicado para los médicos, pues los síntomas típicos se presentan con distintas intensidades en cada mujer. Los mé- dicos aún saben poco sobre el surgimiento del SOPQ. Y sus posibilidades de terapéuticas son restringidas. El tratamiento estándar se limita en muchas ocasiones al alivio de los síntomas individuales. Por ejemplo, los médicos tratan el acné y la diabetes o prescriben una píldora anticonceptiva para regular el ciclo menstrual. En estudios experimentales, a mujeres con SOPQ muy acentuado se les administraron antiandrógenos que normalmente se utilizan sobre todo contra el cáncer de próstata. Sin embargo, dado que causan efectos adversos muy marcados, este tratamiento no entra en consideración para el uso general. "Hasta el momento no se ha aprobado ninguna terapia específica con la cual se pueda tratar ampliamente el SOPQ”, explica el doctor Fritsch. Los investigadores de Bayer quieren corregir esta deficiencia con su nuevo ingrediente activo. Su esquema está dirigido al receptor de andrógenos que produce la mayor parte de las manifestaciones típicas del sexo en los hombres. Interesantemente, también se encuentra en muchas células corporales de mujeres. El receptor androgénico controla, por ejemplo, el metabolismo tanto en el tejido adiposo masculino como en el femenino. Si una hormona sexual masculina como la testosterona o la dihidrotestosterona se acopla en el receptor androgénico, se activan distintos genes que son responsables de una acentuación del aspecto masculino.

Hasta

10 por ciento

de las mujeres en edad reproductiva padecen en el mundo de SOPQ.

El nuevo ingrediente activo evita el efecto de las hormonas masculinas

"Nuestro ingrediente activo se enlaza al receptor androgénico sin activarlo y evita de este modo que los andrógenos como la testosterona puedan desarrollar su efecto”, explica el doctor Zollner el mecanismo del antagonista del receptor androgénico.

Señales de virilización

En las pacientes con SOPQ, el equilibrio hormonal se ha vuelto loco. La enfermedad puede manifestarse con distintas intensidades, algunas mujeres no perciben casi nada externamente. Otras observan que su cuerpo cambia marcadamente y cada vez se ve más viril. Esto también constituye una carga psicológica para las mujeres.

Pero se busca que la sustancia no solo inhiba la virilización visible externamente. También debe combatir los síntomas que a menudo acompañan al síndrome del ovario poliquístico: en especial la resistencia a la insulina como en la diabetes tipo 2 y el sobrepeso. "Éstos hacen incluso que las mujeres con SOPQ tengan a largo plazo una morbilidad y una mortalidad significativamente más elevadas”, dice el doctor Zollner.

Es decir, las mujeres afectadas son más propensas a desarrollar otras enfermedades y tienen una menor expectativa de vida.

Investigación sobre la salud femenina

A menudo, el origen de las típicas molestias en las mujeres son los trastornos hormonales. Científicos de Bayer investigan numerosos esquemas para mejorar la salud de las mujeres y su calidad de vida: desarrollan modernos anticonceptivos hormonales así como nuevos esquemas terapéuticos para aliviar, por ejemplo, molestias menstruales y enfermedades ginecológicas como miomas y endometriosis. En esta última enfermedad, el tejido de la mucosa de la matriz se mueve por el cuerpo y se establece en regiones del abdomen en las que puede causar dolores intensos, una menor fertilidad y la sinequia de órganos abdominales.

El ingrediente activo que prueban ahora él y su colega el doctor Fritsch, fue seleccionado originalmente para el tratamiento de una enfermedad totalmente distinta. Los experimentos realizados en ello hicieron avanzar considerablemente a los científicos en el departamento de Investigación de Terapias Ginecológicas: una serie de resultados de investigación anteriores se pudo aprovechar para el desarrollo de la sustancia y aplicar para la nueva indicación de SOPQ. Sin embargo, faltan los resultados específicos de SOPQ en cuanto a la eficacia.

Por ello, los científicos realizan diversos ensayos en células y también en animales, para verificar si su candidato efectivamente desarrolla el efecto correspondiente contra el SOPQ: "Controlamos el aumento de peso, se pudo restablecer el ciclo menstrual de los animales y se logró eliminar la resistencia a la insulina”, dice el doctor Fritsch.

Pero la optimización de un nuevo tratamiento potencial se encuentra en la cuerda floja: "Se busca que dosis reducidas de la sustancia produzcan ya el efecto deseado. Además, también se debe garantizar que ni el ingrediente activo ni sus productos de descomposición causen efectos adversos”, dice el doctor Zollner. En este sentido se han realizado amplios estudios. El doctor Zollner indica: "Si los trabajos siguen siendo así de prometedores, esperamos poder iniciar pronto la fase clínica I.” Por lo regular, los candidatos a nuevos medicamentos deben pasar por tres fases de estudio antes de ser aprobados para el uso comercial.

Si las cosas siguen pareciendo prometedoras, esperamos avanzar en la fase I de desarrollo clínico pronto.

Los investigadores quieren comprender mejor los fundamentos del SOPQ

Además de los resultados hasta ahora muy prometedores, los doctores Fritsch y Zollner quieren también comprender mejor los fundamentos de la enfermedad. Si bien los médicos saben que la llamada hormona luteinizante es producida en mayor cantidad por la hipófisis y que una resistencia a la insulina, como la que se genera en la diabetes tipo 2, agrava la enfermedad, pero la razón exacta por la que el nivel de testosterona es más alto en las pacientes, es algo que hasta ahora solo se especula.

Contra el tabú

Esta mujer padece de un trastorno metabólico llamado síndrome del ovario poliquístico, abreviado SOPQ. Pero Harnaam Kaur del sur de Inglaterra ha aceptado el reto de la enfermedad y lo maneja abiertamente. Su intenso crecimiento de barba y vello inició desde su pubertad (en la foto de la izquierda aparece a la edad de 13 años). Otras mujeres padecen adicionalmente de síntomas como esterilidad y sobrepeso.

En experimentos propios, los investigadores de Bayer quieren descubrir, entre otras cosas, como se genera la testosterona en el tejido adiposo de las pacientes con SOPQ y cómo influye en su actividad.

Los resultados podrían ayudar en la búsqueda de otros candidatos a ingrediente activo. Con el bloqueo del receptor androgénico, los científicos de Bayer ya tienen un mecanismo central del SOPQ en la mira. "Pero queremos encontrar otras posibilidades para complementar el tratamiento del SOPQ”, asegura el doctor Fritsch.

International Users
This website is checked, operated and updated by BAYER at Leverkusen, Germany. It is intended for international use. However BAYER gives no guarantee that the details presented on this website are correct worldwide, and, in particular, that products and services will be available with the same appearance, in the same sizes or on the same conditions throughout the world. Should you call up this website or download contents, please note that it is your own responsibility to ensure that you act in compliance with local legislation applicable in that place.Products mentioned on this website may come in different packaging, in different package sizes, or with different lettering or markings, depending on the country.
In the USA the business of the Bayer Group is conducted by Bayer Corporation. Customers in the USA are requested to address to this entity.