• En busca de nuevos medicamentos contra el cáncer

    Semblanza de la Dra. Anette Sommer

    show caption

    Compensación deportiva: la doctora Anette Sommer le hace frente a la cotidianeidad estresante del laboratorio con movimiento. Cada día asiste en bicicleta al trabajo.

Aproximadamente, una de cada tres personas tendrá un tumor durante su vida y cerca de la mitad muere a causa del mismo. El número de medicamentos efectivos contra el cáncer aún es pequeño. Por ello, la bioquímica doctora Anette Sommer busca sustancias para nuevos fármacos. Los llamados conjugados anticuerpo-ingrediente activo son un esquema muy prometedor

Story check

  • El reto:
    Los fármacos contra el cáncer a menudo tienen efectos secundarios graves porque atacan no sólo al tumor, sino también a otras células del cuerpo humano.
  • Solución:
    La bioquímica la Dra. Anette Sommer y sus colegas están buscando nuevos compuestos para desarrollar terapias del cáncer mejor toleradas. Los conjugados anticuerpo-fármaco son candidatos particularmente prometedores.
  • Beneficio:
    Estas moléculas híbridas llevan su carga útil citotóxica directamente a las células tumorales y por lo tanto pueden ayudar a reducir los efectos secundarios sistémicos.

¿Un tumor que no se puede tratar? La doctora Anette Sommer aguza de inmediato el oído. La bioquímica es científica líder en la investigación oncológica de la División Pharmaceuticals de Bayer en Berlín. Se ha planteado como tarea "desarrollar medicamentos contra el cáncer que sean eficacias y a la vez tolerables”. "Cada tumor es distinto y, por lo tanto, debe tratarse de manera distinta”, explica. Esto la impulsa y, por ello, lleva 20 años trabajando en la investigación del cáncer. "No quiero hacer otra cosa”, dice la científica de 48 años y explica su motivación: "Si bien la mayoría de los medicamentos contra el cáncer que se encuentran actualmente en el mercado actúa y prolonga la vida de los pacientes con cáncer, pocas veces mejoran también la calidad de vida.” Fatiga, graves molestias digestivas, dolores nerviosos y caída del cabello atormentan a los pacientes. Por ello, la investigadora de Bayer quiere desarrollar ingredientes activos que tengan el menor número posible de efectos adversos y, al mismo tiempo, desarrollen una gran eficacia en el tumor.

Cada tumor es distinto y, por lo tanto, debe tratarse de manera distinta

Detrás de la ciencia en Bayer - Motivación de Anette Sommer

Un ingrediente activo óptimo atacaría solo el tumor

La doctora Sommer tiene la mirada puesta sobre todo en aquellos tumores en los que existe una necesidad particular de acción: tipos de cáncer agresivos contra los que hasta el momento no hay ningún medicamento efectivo, por ejemplo, algunos tipos de cáncer de mama, cáncer de estómago o cáncer de páncreas. Contra estas enfermedades, la bioquímica desarrolla sustancias que ataquen en lo posible solo al tumor y cuiden el tejido saludable. Para lograrlo, ella y su equipo se valen de algunos trucos: "Acoplamos los ingredientes activos altamente efectivos a un anticuerpo que reconoce específicamente determinadas proteínas en las células tumorales, solo se acopla ahí y transporta el ingrediente activo a la célula cancerosa”, explica. Anette Sommer toma un lápiz y empieza a dibujar: anticuerpo, células tumorales, puntos de acoplamiento. "Los científicos llaman a estas moléculas híbridas conjugados anticuerpo-ingrediente activo”, señala, abreviado ADC (del inglés Antibody-Drug Conjugate). "Son parecidos a un caballo de Troya.” La estructura básica es un anticuerpo. Está programada para acoplarse en determinadas proteínas en la célula tumoral. Estos marcadores de tumor se presentan ya sea solo en células cancerosas o se presentan con mucho mayor frecuencia en las células tumorales que en las células saludables del cuerpo. "Y aquí se manifiesta la genialidad del concepto de ADC”, se entusiasma la doctora Sommer. El ADC lleva en el equipaje un ingrediente activo letal para la célula tumoral, ambos están unidos entre sí a través de un así llamado enlazador. En cuanto el conjugado se acopla y es absorbido, descarga su carga en la célula cancerosa. El medicamento empieza a actuar y la célula cancerosa muere. "Al menos en teoría, lamentablemente no es tan sencillo”, dice la doctora Anette Sommer.

Los conjugados anticuerpo-fármaco, o ADCs para abreviar, son una especie de caballo de Troya

¿Qué es lo que hace tan difícil el trabajo con las moléculas híbridas? "Los ADCs combinan moléculas de dos mundos”, explica la Sommer. "El ingrediente activo es la parte química. El anticuerpo es como proteína la parte biológica.” Por ello, para verificar el efecto del ADC son esenciales numerosas pruebas de laboratorio.

i

Lucha contra los tumores: la bioquímica doctora Anette Sommer quiere encontrar nuevos medicamentos contra los tipos de cáncer agresivos. La bioquímica nunca pierde su optimismo, si bien la investigación de ingredientes activos es ardua y constantemente hay reveses.

La científica es perseverante, en el mejor sentido de la palabra

"La búsqueda de un nuevo ingrediente activo es una ciencia experimental”, dice y agrega que justamente eso es lo que la hace tan interesante, aunque en ocasiones también extremadamente laboriosa. Su motivación: "Quiero desarrollar candidatos de sustancias que tengan posibilidades de ser verificadas en la clínica y después alcanzar la aprobación para el mercado.”

Quien se encuentra con la investigadora de Bayer queda rápidamente convencido de que algún día lo logrará. La doctora Sommer es perseverante, en el mejor sentido de la palabra. "Cuando se decide por algo en la investigación, también hay que mantenerse en ello”, opina. Con esta perseverancia practica también su pasatiempo: correr. Entrena para carreras de cinco y 10 kilómetros y participa periódicamente en competencias, individuales y en equipo. Desde 2005 participa casi cada año con colegas en el relevo 5x5 kilómetros en el zoológico de Berlín. Este año, el equipo se llamó (cómo podría ser distinto): "The Flying Antibodies”. "Nuestra mascota fue obviamente un anticuerpo alado”, cuenta la doctora Anette Sommer. El entrenamiento consume una gran parte de su tiempo libre: "Me divierte mucho procurarme de esta manera una compensación de movimiento al trabajo.” Ha demostrado una perseverancia similar durante toda su trayectoria de investigación, a pesar de que constantemente hay reveses. La carrera profesional de la doctora Sommer sigue de forma sorprendente exactamente las etapas de la investigación farmacéutica en el desarrollo de ingredientes activos.

Desde sus estudios se decidió por la oncología

Todo desarrollo de medicamentos inicia con la identificación del objetivo. Describe la búsqueda de un punto de ataque en el cuerpo al cual podría dirigirse un nuevo ingrediente activo: "En cuanto sabemos contra qué tipo de cáncer hace falta un medicamento adecuado, analizamos con mayor detalle el tumor”, explica la doctora. "Buscamos, por ejemplo, receptores que se presenten con una frecuencia particular en las células tumorales y a los que podría atacar un medicamento.” Directamente después de su tesis doctoral en la Escuela Superior de Medicina de Hannover, Anette Sommer trabajó en este campo. Se encargó sobre todo de cáncer de mama resistente a las hormonas y cáncer de próstata.

Objetivo común: el trabajo en equipo es un elemento vital en el laboratorio del Dra. Anette Sommer, como es el caso aquí con su compañera de trabajo Rukiye Tamm.
La Dra. Sommer y sus colegas y colegas Linda Caparusagi y el Dr. Jörg Willuda están buscando nuevas formas de atacar eficazmente los tumores.
El Dra. Sommer trabaja en la computadora en la oficina y en el laboratorio.

El segundo paso en el camino hacia un nuevo medicamento es la validación del objetivo. Este es el trabajo principal de la doctora Sommer desde que en el año 2004 se cambiara al área de Enabling Technologies. Los investigadores verifican, por ejemplo, en recortes de tumor si el punto de ataque previamente definido realmente abre una oportunidad de tratamiento. Si se confirma el objetivo, puede iniciar la fabricación de un ingrediente activo específico que se acople exactamente al tejido del tumor. Esta así llamada estructura guía, el anticuerpo principal, lo analizan entonces detalladamente los investigadores. Lo optimizan en todas sus características y afinan, por ejemplo, las características de acoplamiento del anticuerpo. "El desarrollo de ADCs es una colaboración de expertos de distintas especialidades como especialistas en anticuerpo, químicos médicos, expertos en farmacocinética, toxicólogos y farmacólogos, explica Sommer. Así, numerosos experimentos llevan al verdadero candidato a ingrediente activo.” Los resultados de todas las pruebas llegan a ella. Desde enero de 2015, es "Coordinadora de la cartera de ADCs en la investigación temprana de ingredientes activos.” Además del trabajo de proyecto, la científica es competente para las cooperaciones internacionales con socios académicos, en la actualidad, por ejemplo, con Cancer Research UK y distintas instituciones en Sinagpur.

Detrás de la ciencia en Bayer - Camino de Anette Sommer

En retrospectiva, la doctora Sommer está muy contenta de haber empezado "en la base de la investigación de ingredientes activos”. Dice que esto le dio una comprensión de la relevancia de la identificación y validación del objetivo para los programas de detección de ingredientes activos que se fundamentan en ello, y también del estrés que reina en los departamentos que investigan en este campo. Ella hace frente a su propio estrés con movimiento: con la bicicleta, la doctora Sommer se desplaza cada mañana por Berlín, desde Prenzlauer Berg hasta Wedding y por la tarde de regreso. "Necesito el deporte para desconectarme.” Si el ciclismo y correr no son suficientes, va al gimnasio en las instalaciones de Bayer o hace yoga. "Es una buena compensación del barullo que en ocasiones reina en el laboratorio.”

Le gusta el trabajo en el equipo y traspasar las fronteras. "Aquí colaboran muchas personas de distintos países, todas con el mismo objetivo: ayudar a los pacientes con tumores.”

Tuvo en su padre a un modelo profesional

Afición por la ciencia: durante su trabajo de doctorado en 1997 en la Escuela Superior de Medicina de Hannover, la doctora Sommer se sentó con frecuencia frente al microscopio. Ya desde entonces investigaba en el área de oncología.

Anette Sommer heredó su preocupación por los pacientes y su empatía de su padre. Trabajaba como internista y gerontólogo, especializado en marcapasos, y fue un verdadero modelo para ella. "En ese entonces pensaba que todo lo que sabía hacer en el manejo de pacientes era ya algo admirable.” Por ello, no estudió medicina como él, sino bioquímica. Su entusiasmo por la genética y las moléculas bioquímicas lo descubrió desde la escuela. Al igual que su padre, quiere ayudar de este modo a los pacientes, pero no como médica en el lecho del enfermo, sino como investigadora en el desarrollo de medicamentos. De cientos de candidatos potenciales a ingrediente activo, su equipo solo manda verificar en la práctica a los más efectivos. "Se trata sobre todo de analizar y comprender las interacciones de los ingredientes activos en el organismo”, explica. "Exclusivamente la mejor sustancia se prueba en cuanto a tolerabilidad y efectividad en pacientes con tumores.” Lo antes en ese momento, los investigadores saben entonces si el ingrediente activo tiene potencial. "No importa lo que hagamos, no puede causarle ningún daño al paciente”, aclara la doctora Sommer

La bioquímica ya logró llevar a un candidato a ingrediente activo hasta la primera fase clínica. "Pero después tuvimos que detener el desarrollo porque la sustancia no funcionó como esperábamos.” En la vida de los investigadores hay constantemente estos puntos de inflexión. "Fue una decepción, pero sin lugar a dudas la mejor decisión”, dice, "pues deseamos desarrollar medicamentos que sean seguros y efectivos.” La científica sabe: más de 90 por ciento de todos los nuevos planteamientos fracasan en algún momento, ya sea porque el ingrediente activo no actúa de forma óptima o porque causa efectos adversos inaceptables. "Pero si con los demás medicamentos se pueden salvar vidas, entonces vale la pena el esfuerzo.”

International Users
This website is checked, operated and updated by BAYER at Leverkusen, Germany. It is intended for international use. However BAYER gives no guarantee that the details presented on this website are correct worldwide, and, in particular, that products and services will be available with the same appearance, in the same sizes or on the same conditions throughout the world. Should you call up this website or download contents, please note that it is your own responsibility to ensure that you act in compliance with local legislation applicable in that place.Products mentioned on this website may come in different packaging, in different package sizes, or with different lettering or markings, depending on the country.
In the USA the business of the Bayer Group is conducted by Bayer Corporation. Customers in the USA are requested to address to this entity.