Contáctanos

Sitemap

Verificar exactamente: El doctor David Spak estudia distintos productos para el uso contra malezas invasoras. Aquí está probando el césped local de un año de la familia de las gramíneas. Como responsable del Stewardshipteam para gestión de vegetación en Bayer, el señor Spak considera todas las influencias ambientales.

EE.UU.: Intrusos verdes predominan en paisajes naturales

Proteger los pastos contra malezas invasoras

Proteger los pastos contra malezas invasoras

Semblanza
Dra. Tilghman Hall

Resistencia a los herbicidas

Digital Farming

Más artículos

Los intrusos toman humedad y nutrientes del suelo antes que las especies arraigadas empiecen a hacerlo.

Dr. Harry Quicke

Las plantas invasoras, como la espiguilla colgante proveniente de Europa y Asia, se propagan en EE.UU. Como crecen más rápidamente que las especies locales, desplazan e inhiben a estas especies. Un herbicida de Bayer podría ayudar a controlar mejor a los intrusos, mientras que cuida a las plantas locales.

STORY CHECK

 

Reto:

Se propagan rápidamente y tienen pocos competidores naturales: los pastos invasores de Eurasia están invadiendo paisajes enteros en los Estados Unidos. Desplazan a las especies indígenas y amenazan la biodiversidad.

 

Solución:

Un nuevo herbicida Bayer proporciona un control de malezas altamente específico.

 

Beneficio:

Las plantas nativas quedan indemnes y pueden recuperar sus hábitats. Se mantiene la biodiversidad, que también beneficia a los animales grandes y a los polinizadores al preservar sus hábitats.

Existe un problema - de apenas medio metro de altura, pero extremadamente nocivo -, que hace que Steven Sauer se quiebre la cabeza. El Gestor de Vegetación en el condado de Boulder en la parte occidental del estado de Colorado, es responsable del diseño de las áreas verdes del condado. “En nuestros parques y paisajes naturales cada vez hay más especies invasoras. En nuestro caso se trata de pastos que desplazan a las especies locales - casi no logro controlarlas”, dice Sauer. La vegetación inmigrante, propagada en amplias regiones del occidente estadounidense, son pastos de invierno de un año, que en el transcurso de los siglos pasados fueron acarreados de Europa y Asia.

Los invasores incluyen entre otros la espiguilla colgante particularmente agresiva, la cabeza de Medusa que se extiende rápidamente y el centeno de invierno salvaje. Brotan en otoño e invierno y crecen rápidamente, en cuanto se pone templado en la primavera. En ese momento, las especies locales de más años aún se encuentran en un tipo de reposo invernal. “Los intrusos aprovechan su competitividad. Toman del suelo humedad y nutrientes, antes de que las especies arraigadas empiecen a hacerlo”, explica el doctor Harry Quicke del Bayer Stewardshipteam para la gestión de vegetación en Windsor, Colorado.

SERVICIOS

Descargar Versión PDF

research - Edición 31

  (PDF 7.4 Mb)

Síguenos

El doctor Harry Quicke (foto izquierda, izq.) asesora a expertos en vegetación que desean probar o utilizar el herbicida de Bayer. Derek Sebastian (foto izquierda, der.) logró demostrar las ventajas del producto en 35 estudios - entre otros en ensayos de laboratorio con muestras de pastos (foto derecha).

A menudo, las malezas invasoras tienen ventajas de crecimiento. Algunas están en posibilidades de utilizar recursos del ecosistema, que no están disponibles para las especies locales. Esto lo logran, por ejemplo, desarrollando raíces más planas o mediante la capacidad de crecer mejor sobre determinados tipos de suelo. Otro factor para el éxito de las especies intrusas son rasgos como rápidas tasas de reproducción y crecimiento así como tolerancia a un amplio espectro de condiciones ambientales. Estas características hacen que las especies invasoras puedan desplazar a las plantas locales. Los pastos de invierno que brotan temprano no pertenecen de hecho a la flora original de las regiones en cuestión. Sin embargo, después de un tiempo, las migrantes dominan regiones completas. Los pastos, las fanerógamas y los arbustos locales son desplazados. Con ellos desaparecen los espacios vitales de insectos, mamíferos pequeños y muchos otros animales.

Otro problema son los incendios de pastos. Los pastos de un año invasores mueren en verano y se secan. La vegetación muerta se acumula en cantidades cada vez mayores de biomasa fácilmente inflamable - un detonador para incendios de pastos. Estudios demuestran que las regiones en las que domina, por ejemplo, la espiguilla colgante, se incendian cada cinco años. En cambio, las regiones con flora local intacta, solo se incendian cada 60 a 110 años. Después de un incendio, la espiguilla prolifera en poco tiempo en las áreas incendiadas y las especies nativas ya no pueden desarrollarse: Es el inicio de un círculo vicioso.

Mejores prácticas para controlar pastos anuales invasivos

Los gestores de vegetación como el señor Sauer utilizan una combinación de medidas distintas para combatir las malezas. Entre ellas están métodos mecánicos como cortar y podar, así como estrategias biológicas y de cultivo: En los procedimientos biológicos, el señor Sauer y sus colegas aprovechan la competencia entre distintas especies, herbicidas naturales y forraje para animales. “Los herbicidas sintéticos como el de Bayer, ayudan en el control de malezas invasoras”, explica el doctor David Spak, director del Stewardshipteam para gestión de vegetación en Bayer. “Queremos utilizar la herramienta correcta en el momento indicado, para aplicar la menor cantidad posible de herbicida y conformar la gestión de manera sustentable.” Esto no solo beneficia al medio ambiente, sino que además disminuye los gastos totales.

Los herbicidas que el señor Sauer ha utilizado hasta el momento, fueron efectivos solo por poco tiempo. Pero hoy puede ser optimista en cuanto a que un nuevo producto de Bayer se convierta en su solución preferida.

Ensayos de laboratorio con muestras de pasto.

Apoya el control de malezas y pastos invasores que compiten con las plantas locales por el agua y los nutrientes. El agente impide la biosíntesis de celulosa, el elemento más importante de las paredes celulares vegetales. Derek Sebastian, ahora miembro del Stewardshipteam de gestión de vegetación de Bayer en Greeley, Colorado, probó el agente en ensayos en invernadero y al aire libre para su tesis de licenciatura y doctorado en la Colorado State University. El investigador, en cooperación con Bayer y encargados de la vegetación como el señor Sauer, logró demostrar en 35 estudios las ventajas del herbicida.

Derek Sebastian estudió en especial el efecto del herbicida de Bayer en la espiguilla colgante particularmente dañina. El agrónomo está orgulloso de sus resultados: “Después del tratamiento con el agente, los prados locales, en los que predominaba la espiguilla, se recuperaron de manera sorprendentemente rápida.”

El herbicida se aplica sobre áreas infestadas por la maleza desde antes que broten los pastos de invierno. Así, los brotes de las plantas nocivas mueren desde temprano. Una ventaja especial del producto es su selectividad. Gracias a su constitución química, permanece en las capas superiores del suelo, la zona en la que se encuentran las semillas y los brotes de las especies invasoras. Las plantas locales de varios años echan raíces más profundas, por lo que el herbicida no las alcanza.

En estudios de varios años, Sebastian demostró el efecto a largo plazo del herbicida. Un solo tratamiento frena a la maleza durante tres a cuatro años. Durante este período desaparece su reserva de semillas en el suelo. Una vez que desaparece la competencia de las invasoras, la flora local recupera rápidamente su espacio vital. “Yo mismo estoy sorprendido de lo rápido que se recuperan las existencias restantes de las plantas nativas”, asegura el Sebastian. El biólogo ama los paisajes del occidente. “Me da mucho gusto cada nueva herramienta que está a nuestra disposición para su protección.”

Los herbicidas como el de Bayer, ayudan en el control de especies de malezas invasoras.

Dr. David Spak

Hierbas invasoras en los Estados Unidos

Cheatgrass (Bromus tectorum) se informó por primera vez en el oeste de los Estados Unidos en la década de 1880. Originalmente era originaria de Europa del Este y de la región mediterránea. Esta hierba ha afectado radicalmente a grandes partes de los ecosistemas originales en el oeste: el invasor es ahora la especie dominante en 40 millones de hectáreas de tierra. También se extiende a las tierras agrícolas: solo en el trigo de invierno, el daño causado por esta hierba asciende a entre 350 y 370 millones de dólares por año.

Medusahead (Taeniatherum caput-medusa) se originó en el Mediterráneo. La hierba invasora se identificó por primera vez en el estado noroccidental de Oregón en 1903. Probablemente se introdujo en el país junto con semillas contaminadas. La hierba se extiende particularmente rápido en los pastizales. Las regiones afectadas pueden perder hasta el 80 por ciento de su capacidad de pastoreo.

Wiregrass (Ventenata dubia) es nativo de África del Norte y el sur de Europa. Se informó por primera vez en los Estados Unidos en 1952. Hoy en día, es frecuente en grandes áreas de Canadá, además de los Estados Unidos. Se propaga al mezclarse como contaminante en semillas, cultivos o heno. Después de morir en el otoño, se descompone muy lentamente porque contiene grandes cantidades de sílice. La acumulación de biomasa muerta aumenta el riesgo de incendio.

Perennial ryegrass (Lolium perenne) era originario de Eurasia. Fue introducido intencionalmente en muchas regiones del mundo debido a su robustez. En los Estados Unidos, se ha plantado desde la década de 1960 para proteger contra la erosión y en campos de golf. También ha habido una extensión no planificada de la planta, por ejemplo, a los bordes de las carreteras, las riberas de los ríos y las dunas de arena, donde desplaza a las especies nativas.

Después del tratamiento con el agente, los prados locales, en los que predominaba la espiguilla, se recuperaron de manera sorprendentemente rápida.

Derek Sebastian

Los éxitos con el herbicida de Bayer encuentran un gran interés. El doctor Quicke y sus trabajadores asesoran entretanto en todos los estados occidentales, a expertos en vegetación que desean probar o utilizar el producto. Más de 80 estudios exitosos le dan la razón: “En parques, prados, calles altas, reservas naturales y áreas verdes a lo largo de las calles - en todos lados el agente cumple con las expectativas de nuestros clientes”, dice el doctor Quicke. También el gobierno se interesa - en marzo, el señor Sebastian tuvo una ponencia sobre sus experiencias con el herbicida ante encargados gubernamentales del Federal Interagency Committee for the Management of Noxious en Exotic Weeds. Sus autoridades se encargan del territorio de 260 millones de hectáreas en los EE.UU. que es propiedad del gobierno federal.

No solo en el occidente, también en otras regiones de los EE.UU. se está probando actualmente el uso del producto. El doctor Spak estudia el agente como instrumento contra malezas invasoras que se imponen cada vez más en el oriente del país. El Stiltgras Japonés, por ejemplo, Spak denomina como “espiguilla colgante del oriente”, fue acarreado a principios del siglo pasado al estado del sur Tennessee. Los transportistas lo utilizaban como material de embalaje para porcelana. Entretanto, la maleza crece en 16 estados desde Nueva York hasta Florida. Al inicio de la primavera, el migrante susceptible de adaptarse, el cual brota tanto a pleno sol como en la sombra, forma un mar de pasto en bosques, a lo largo de ríos y en parques. La vegetación local es desplazada.

Entrevista: Steven Sauer

 

“Las especies locales recuperan regiones”

 

Steven Sauer es gestor de vegetación de parques y áreas verdes en el condado de Boulder, Colorado, en la parte occidental de los EE.UU. Las regiones a su cargo sirven para la recuperación y la protección de los paisajes naturales. Desde hace dos años utiliza un herbicida desarrollado por Bayer en el marco de un estudio de la Colorado State University. “research” habló con él sobre los beneficios de distintos herbicidas.

 

¿Qué problemas tiene con las especies invasoras?

Muchas especies de pasto, entre ellas la espiguilla colgante, la espiguilla japonesa y el centeno salvaje, se propagan cada vez más rápidamente y destruyen el ecosistema original. Especialmente en años secos, las plantas locales no tienen ninguna oportunidad contra las invasoras.

¿Cuáles son los resultados?

Son sobresalientes. En poco tiempo, las especies locales que habían sido desplazadas, recuperaron regiones tratadas. La diferencia a antes es sorprendente.

¿Qué ventajas ve en comparación con otros productos?

El efecto a largo plazo es particularmente importante. Antes utilizábamos otros agentes, que solo actuaban uno o máximo dos años. Ensayos con el herbicida de Bayer demuestran que un solo tratamiento es suficiente por al menos tres años. Es decir, necesitamos aplicar con menor frecuencia. Esto es bueno para mi presupuesto. Y, aun más importante, en las regiones tratadas la vegetación local puede volverse a establecer fijamente e imponerse ante futuros invasores.

En el sureste cálido y húmedo se propaga cada vez más el centeno de un año invasor y dificulta el cuidado de las áreas verdes a lo largo de las calles. La maleza prolifera tan temprano en el año, que los responsables deben podar mucho antes que hasta ahora. “Podar puede matar a aves anidando y a reptiles y mamíferos que viven en estas regiones. Además, genera gases de invernadero, es extremadamente costoso y es un riesgo potencial para trabajadores y el tráfico rodado”, hacer pensar el doctor Spak.

Los estudios demuestran que, con el uso del herbicida de Bayer, el podado puede disminuir de tres veces al año a dos o, incluso a uno.

Investigación

Medicina

Agricultura

Contacto

 

¿Tiene comentarios o preguntas sobre nuestro sitio web o los servicios?

Hoja informativa

 

Nuestro boletín de innovación de Bayer le mantiene al día sobre las últimas noticias de R&D.

Acerca de research

Servicios

Siguenos

Servicios

Hoja informativa

Imprimir

Última Actualización: Enero, 2018

Declaración de privacidad

Copyright © Bayer AG